Gasto educativo de Jalisco es deficiente: Mexicanos Primero

No se aplica para que los niños aprendan; la construcción de escuelas se encuentra rezagada.
El desvío de recursos y la corrupción tienen injerencia directa en las carencias educativas.
El desvío de recursos y la corrupción tienen injerencia directa en las carencias educativas. (Milenio)

Guadalajara

En el estado de Jalisco el gasto educativo tiene enormes deficiencias en la manera en que se ejerce, pues como ejemplo sólo 2.14 pesos de cada cien se destinan a infraestructura educativa según el estudio (Mal)gasto Estado de la Educación en México 2013, elaborado por la organización Mexicanos Primero que encabeza Claudio X. González.

De acuerdo al análisis del presupuesto que se ejerce en la entidad, por cada cien pesos que se invierten en materia educativa 94 pesos van al pago de salarios, 73 centavos se destinan a libros y materiales escolares, diez centavos a tecnología y 59 centavos a becas.

En cuanto a la construcción de escuelas, mantenimiento de aulas y abatimiento del grave problema que representa para Jalisco el tema de las aulas provisionales, el estado se estima destina dos pesos con 14 centavos de cada cien, mientas que para el pago de servicios se gastan dos pesos.

“El problema es que en el gasto en infraestructura también intervienen factores como el del desvío de estos y la corrupción”, manifestó el presidente de Mexicanos Primero en una charla sostenida con MILENIO JALISCO.

Y es que la falta de información respecto a la operación del sistema educativo ha generado importantes huecos por donde se escapa una gran cantidad de recursos. Un ejemplo reportado por Mexicanos Primero es que falta claridad en el número real de empleados que laboran en la Secretaría de Educación Jalisco, pues mientras la Secretaría reporta una plantilla de 74,276 maestros al 2012, el censo del Inegi aplicado en 2013 da cuenta de un total de 134,553 mentores.

Otro dato alarmante es el de “escuelas embarazadas”, ya que en una revisión de 35 planteles educativos escogidos al azar, 24 reportaron más personal en la nómina que maestros reportados ante la autoridad educativa, hasta cuatro veces más. Escuelas inexistentes y centros de trabajo con claves que no corresponden a las del Registro Nacional de Escuelas son otras deficiencias encontradas en el estudio.