Ganancias, insuficientes como para pagar contador

Pequeños comerciantes exhiben sus dificultades.
Pequeños negocios, sin ganancias.
Pequeños negocios, sin ganancias. (Archivo)

Pachuca

Magdalena Barranco originaria de Ixmiquilpan y propietaria de una tienda de abarrotes, llegó a Pachuca a ciegas, su lazarillo era su contador, quien por 250 pesos como parte de un servicio de asesoramiento, la presentó ante personal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en Pachuca para tramitar su incorporación al nuevo Régimen Fiscal.

El trámite, según cuenta la mujer de 64 años, duró aproximadamente 20 minutos, pero de los documentos que firmó no entendió nada.

“Estamos aquí para firmar... para seguir con el negocito”, dijo confiada de que su contador la guió por el buen camino para cumplir con las nuevas disposiciones fiscales, que obliga a los Pequeños Contribuyentes a cambiar a la Incorporación Fiscal.

La cuestión de la reforma hacendaria y la palabra internet  o tecnología le son ajenos a la comerciante, que no estudió ni la primaria, pero confía en que estará nuevamente en regla.

“Ella es afortunada porque tiene recursos, aunque pocos para poder pagar un contador”, dice Juan Hernández, de 67 años, quien dice tener una tienda de abarrotes en Real del  Monte y que al escuchar la plática se acercó para externar que está analizando seriamente migrar a la informalidad porque su margen de ganancia es insuficiente.

El señor Hernández, acudió a las oficinas del SAT a solicitar información de cómo cumplir con las nuevas reglas del fisco, refiere que, “si tienes diez pesos y los vas a meter y te va a quedar un peso, no tiene caso”.

Cuenta que según le comentó el personal del SAT aprender el procedimiento para mantenerse en regla es sencillo, pero asegura que mientras eso sucede va a tener que pagar un contador y no tiene dinero para hacerlo.

Lo más fácil, dice, es darse de baja, pues muchas personas  que están en su misma situación o no saben cómo usar la computadora, o no tienen dinero para pagar un contador.