GDL revisará irregularidades en locales

Óscar Villalobos Gámez, titular de esta dependencia, dijo que el segundo paso del operativo en la zona de Obregón, será hacer una verificación a comercios establecidos para detectar irregularidades.

Guadalajara

Una vez que retiraron a los ambulantes de las calles Obregón, Javier Mina y la Calzada Independencia, la Dirección de Inspección y Vigilancia se enfocará en hacer una revisión de la documentación de los negocios establecidos para asegurar que la zona opere en completo orden.

En entrevista para MILENIO RADIO, Óscar Villalobos Gámez, titular de esta dependencia, dijo que el segundo paso del operativo en la zona de Obregón, será hacer una verificación a comercios establecidos para detectar irregularidades, como carencia de licencia municipal o que el comercio ejerza un giro distinto al tramitado; es decir, que tenga permiso para venta de ropa y en el ejercicio comercie artículos que requieran de un permiso distinto.

Ayer los inspectores hicieron un primer recorrido al perímetro y dejaron algunos apercibimientos a locales establecidos, señaló el jefe de inspectores, que especificó que la intervención es de carácter integral y que así como dependencias se encargan de la limpieza y la correcta operación de los servicios públicos, Inspección y Vigilancia mantendrá presencia para garantizar una adecuada situación administrativa de los comercios.

Ante este inicio de Administración, en una temporada en el que los inspectores tienen una importante carga laboral, Villalobos Gámez indicó que se han integrado desde el 1 de octubre a la fecha cerca de 100 inspectores, y aun con esto, la dirección trabaja mermada en cuanto al personal que opera en ella, pues con el término de la Administración 2012 – 2015, se fueron 200 empleados, que serán sustituidos con gente que cubra un "perfil idóneo para inspección y algunos candados socioeconómicos para tener un seguimiento puntual de cada uno de ellos", agregó.

Aunado a lo anterior, la dependencia se mantiene bajo auditoría interna para detectar irregularidades, debido a que durante el proceso entrega–recepción las autoridades dieron cuenta que existe un "pleno desorden".

En caso de que se desprenda algún caso de corrupción u omisión de los antecesores, se sancionará a los responsables y "si de la auditoría se da cuenta de delitos cometidos se presentarán las denuncias penales correspondientes".

Para que Guadalajara llegara a vivir una situación de la magnitud que ya se conoce en el tema del ambulantaje, es evidente que existió "demasiada tolerancia a que la gente pudiera ejercer el comercio en zonas prohibidas sin ningún trazo de orden", consideró el funcionario, por lo que revertir la situación no será una labor sencilla, pero al parecer el inicio ha sido el adecuado.