GDL requiere bajar la nómina: López García

Al tratar de reducirla, “entramos en fricciones con los sindicatos”, señaló .
La nómina no se ha disminuido ya que se siguen contratando trabajadores bajo el esquema de supernumerarios, informó el funcionario.
La nómina no se ha disminuido ya que se siguen contratando trabajadores bajo el esquema de supernumerarios, informó el funcionario. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Pese a la posición del alcalde respecto a la utilidad de más de 12 mil empleados municipales, la posición del director de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Guadalajara, Felipe López García, es tajante: “No podemos matar a la gallina de los huevos de oro”, quien reconoció que la Administración de la capital del estado requiere recorte de personal.

“En Guadalajara sí estamos conscientes que se necesita adelgazar esta nómina, y nos hemos ocupado de irla bajando en la posibilidad de lo que podemos (…) para eso estoy aquí, para aportar ideas que permitan hacer más eficiente el gasto público” aseguró en entrevista para MILENIO RADIO.

López García dijo que se han iniciado programas para bajar la presión en el gasto presupuestal del Ayuntamiento, sobre todo en lo que se refiere a los empleados de base o sindicalizados con programas como el de retiro voluntario al cumplir los 30 años al servicio de la administración pública municipal, entre otras acciones.

Sin embargo, aunque los empleados de base han disminuido la nómina, esta no ha bajado ya que se han contratado trabajadores bajo el esquema de supernumerarios. De acuerdo a datos de la dependencia, en el año 2006, la planta de trabajadores era de 12 mil 101 empleados, el personal de base era de 11 mil 232 personas y el resto eran externos.

Aunque bajo los esquemas planteados el número de trabajadores de base se redujo a 10 mil 596, la nómina se mantiene por encima de los 12 mil debido a que están contratados como supernumerarios, empleo temporal u honorarios.

Y es cuando se pretenden congelar las plazas que se dieron de baja cuando empiezan las presiones de parte de los sindicatos, según expresó el funcionario.

“Ahí entramos en fricciones con los sindicatos, es la parte que estamos haciendo conciencia de ello (...) finalmente los empleados del gobierno municipal son empleados que son mejor tratados que en la iniciativa privada, en cuanto a sus condiciones laborales es una autoreflexión que hacemos de cara a la sociedad”.

Para Felipe López las áreas que se pueden reajustar son las de Servicios Médicos Municipales que, dijo, deben reducirse a la atención de urgencias, además en educación, tras asegurar que no es competencia directa del municipio y en otros servicios como el coro que cuesta 100 mil pesos mantenerlo o un mariachi y la banda que eventualmente se utilizan.

Últimos dos alcaldes se defienden

Los últimos dos alcaldes de Guadalajara, Ramiro Hernández y Aristóteles Sandoval, hablaron sobre la obesa nómina del municipio, que absorbe el 58 por ciento del presupuesto, esto si se incluyen empleados supernumerarios.

Para el alcalde en turno, Ramiro Hernández, “hoy la ciudad y la Administración tienen una serie de necesidades que han generado el que haya crecido, lo que hay que buscar es que haya un aprovechamiento eficiente de todos estos”, explicó.

El mandatario municipal aceptó que los más de 12 mil empleados no logran generar las condiciones satisfactorias en “algunos de los servicios”, por lo que Guadalajara requiere “revisar el mejor aprovechamiento de los recursos humanos” y así volver más eficiente la prestación de los servicios.

En cuanto a destinar más de la mitad del presupuesto para el pago a burócratas, Ramiro Hernández manifestó que en ese sentido puede resultar una nómina alta, pero que se debe “ver qué tan alta es con respecto a otras ciudades del país o del estado mismo”.

Aristóteles Sandoval, presidente municipal de Guadalajara en el periodo 2010 – 2012, y actual gobernador de Jalisco, negó que como alcalde haya contribuido a inflar la nómina tapatía: “Inclusive, en mi Administración hubo una reducción en la nómina porque se fue incrementando al paso del tiempo y como alcalde entregamos una nómina con una reducción de cómo la recibimos”, explicó el Ejecutivo estatal, aunque no respondió en qué porcentaje logró reducir la nómina, pues dijo, eso se debe revisar con el alcalde en turno.

(Víctor Hugo Ornelas/Guadalajara)