GDF ejercerá 150 mdd para mejorar transporte público

Los recursos servirán para ampliar la L5 del Metrobús, iniciar la 7 y sustituir microbuses.
Pavimentación en la Balbuena.
Pavimentación en la Balbuena. (Cuartoscuro)

México

El Gobierno del Distrito Federal recibirá un financiamiento de 150 millones de dólares para ampliar la Línea 5 del Metrobús y comprar las unidades de la Línea 7, que correrá sobre Paseo de la Reforma.

Con los recursos, equivalentes a 2 mil 300 millones de pesos, también permitirán renovar 60 por ciento de los microbuses que circulan en la capital del país.

La deuda adquirida por el gobierno de Miguel Ángel Mancera será cubierta en un periodo de entre 10 y 15 años, anunció el secretario de Finanzas, Édgar Amador Zamora.

En el arranque de los proyectos se cuenta con un millón 200 mil dólares adicionales para llevar a cabo estudios y un esquema de trabajo con el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América Latina, además del World Resources Institute y el CTS Embarq, que debe estar listo en diciembre.

“Esta mesa es técnica, es para tener los fondos suficientes y que la Ciudad de México cuente con una transición exitosa en materia de movilidad”, expresó Mancera.

En Paseo de la Reforma se prevé una inversión de alrededor de 60 millones para la adquisición de 85 autobuses de dos tipos: los de estilo londinense, de dos pisos, e híbridos de última generación, que sustituirán a los 150 camiones que actualmente circulan por esa vialidad.

Se espera que la nueva línea atienda a más de 100 mil pasajeros por día y se estudia que tenga una tarifa superior al resto por la tecnología utilizada.

“Vamos a sustituir autobuses de tecnología vieja, que son de escalerita y estándar, por autobuses espectaculares de piso bajo, híbridos y eléctricos. Es una composición mixta con autobuses de doble piso de la especificación ambiental más exigente”, indicó el director del Metrobús, Guillermo Calderón.

En tanto, la Línea 5 se ampliará de San Lázaro a la Glorieta de Vaqueritos, con lo que el recorrido pasará de 10 a aproximadamente 20 kilómetros, con una afluencia estimada complementaria de 130 mil pasajeros, casi el doble de los 70 mil de la actualidad; “va a ser, junto con Insurgentes, una de las líneas más grandes de la ciudad”.

La meta para la sustitución de microbuses es de alrededor de 15 mil unidades, es decir, 60 por ciento de las que circulan hoy en día en la ciudad.