Funcionaria de Zapopan violó la Ley de Profesiones

La titular del Unidad de Protección Animal, Norma Lizzet González firmó oficios del gobierno municipal como licenciada, sin tener título.

Guadalajara

La titular de la Unidad de Protección Animal de Zapopan, Norma Lizzet González González, violó la Ley para  el Ejercicio de las Profesiones del Estado de Jalisco, al ostentarse como licenciada en Diseño Industrial (LDI) sin contar con el título y cédula profesional que la acredite como tal.

La funcionaria fue denunciada por organismos civiles de incurrir en ésta y otras irregularidades en el desempeño de su cargo (MILENIO JALISCO, Enero 27 de 2016); sin embargo el alcalde de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, aseguró que Norma Lizzet no había firmado “ningún documento” como licenciada (MILENIO JALISCO, Enero 28 de 2016) y se limitó a señalar que las denuncias se debían a un “viejo pleito” entre las asociaciones protectoras de animales.

Este medio tiene copia de diversos escritos oficiales donde aparece su firma al calce de la leyenda “LDI Norma Lizzet González González”, entre ellos documentos dirigidos a la Dirección de Ecología referentes a vacaciones, cursos y adscripción de personal de su área, además de una solicitud de intervención ante reportes de maltrato animal. 

De acuerdo con la citada Ley de Profesiones “quienes se ostenten como profesionistas ante alguna autoridad en el Estado, deberán acreditarlo mediante la presentación de la cédula profesional o en su caso la autorización provisional” (artículo 12), lo cual la servidora pública no pudo acreditar, pues en los registros de la Universidad de Guadalajara no existe constancia de que se le haya expedido título, lo cual constataron los organismos civiles denunciantes a través de una solicitud de información a la casa de estudios.

La titular de la Unidad de Protección Animal de Zapopan podría hacerse acreedora a una multa de hasta 100 días de salario mínimo general vigente en la capital del estado, por ostentarse como profesionista sin serlo (artículo 52); pero de acuerdo a la falta (alcance de los actos que emanen de la firma de los documentos oficiales) podría incurrir en un delito que persigue el Ministerio Público.

Organizaciones de la sociedad civil como Fundación Tierra Nueva, Vida Animal y Animal A.C., señalaron que al asumir el cargo, Norma Lizzet González firmó protesta de decir verdad (de la cual se tiene copia) y no fue sino hasta noviembre pasado (luego de los requerimientos de las propias OSC a la Unidad de Transparencia de Zapopan) que la funcionaria solicitó a Zapopan enmendar “el error”, al incluir en la papelería oficial el título de licenciada. 

Sin embargo, en otros ámbitos, como es la revista sobre mascotas Narices de la que es gerente administrativo, siguió firmando como LDI hasta enero de este año. 

Las activistas esperan una respuesta a la petición que hicieron formalmente al alcalde Pablo Lemus para que González González sea removida del cargo por faltar a la ética, y negaron que se trate de un conflicto entre asociaciones, como argumentó el presidente municipal.