No descartan daños en presa El Cuchillo por fuga de petróleo

El director del Organismo Cuenca Río Bravo informó que no habría una sanción a Petróleos Mexicanos por ser un incidente no imputable a la paraestatal.
En 2014, el alcalde de Cadereyta, Emeterio Arizpe, dio a conocer que el derrame de petróleo afectó 5 kilómetros del Río San Juan y 18 kilómetros de una acequia.
Petróleos Mexicanos aseguró que técnicos especializados controlaron el derrame de hidrocarburo. (Joel Sampayo)

Monterrey

Aunque confirmó que el riesgo está controlado, la Comisión Nacional del Agua informó esta mañana que no descarta la contaminación de la presa El Cuchillo, si los afluentes de agua crecen por las lluvias tras la fuga de petróleo crudo del oleoducto Madero-Cadereyta que alcanzó al Río San Juan.

En entrevista con Óscar Gutiérrez Santana, director del Organismo Cuenca Río Bravo de la CNA, informó que la remediación tardará de dos o tres meses, pero en septiembre es cuando inicia la época de lluvias, por lo que no descarta los riesgos de contaminación en el embalse.

Informó que basados en la Ley de Equilibrio Ambiental y la Ley de Aguas Nacionales que aplica tanto para la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente y a la CNA, no habría una sanción a Petróleos Mexicanos por ser un incidente no imputable a la paraestatal, al ser originado por una toma clandestina.

"En estos momento está controlado, no podemos descartarlo, es uno de los factores que estamos revisando con Pemex, en la medida que agilicen las labores va a ir reduciendo el riesgo porque el mes de septiembre es el mes que estadísticamente tenemos mayores cantidades de lluvia en la región.

"No podemos descartar la presencia de crecientes importantes en el río y en honor a la verdad no podemos decir que está descartado cualquier riesgo, en este momento está perfectamente controlado no hay riesgo en la presa El Cuchillo, pero tenemos que estar atentos que la lluvia no genere riesgos a la presa", reconoció.

El pasado miércoles trascendió la fuga de petróleo crudo de un oleoducto provocado por una fuga clandestina, a 15 kilómetros al sureste de la refinería de Pemex en Cadereyta, contaminando varios kilómetros del Río San Juan.

Petróleos Mexicanos aseguró que técnicos especializados controlaron el derrame de hidrocarburo, e indicó que la mancha de crudo alcanzó 6 kilómetros de contaminación del Río San Juan, donde empresas contratadas por la paraestatal realizan las labores de saneamiento.

"La estrategia que llevan a cabo las empresas que trabajan para Pemex tiene en cada kilómetro barreras para estar reteniendo hasta los 6 kilómetros y reduciendo el flujo del hidrocarburo.

"El punto medular va a ser que no llegue a la presa, y si llegara a la presa se tendría que establecer otra estrategia sobre el área contigua a la obra de toma de la presa El Cuchillo.

"Afortunadamente en las tres principales presas que se tiene para el abasto de agua potable hay una gran cantidad de agua, de manera que se podría suspender el abasto de la presa El Cuchillo y compensar con La Boca y Cerro Prieto para sustituir el volumen que viene de la presa El Cuchillo", dijo Gutiérrez Santana.

Señaló que no se tiene reporte de alguna contaminación en particular que se haya traslado a algún otro aprovechamiento de agua.

El director del Organismo Cuenca Río Bravo de la CNA descartó que se vaya a sancionar a Pemex, aplicando La Ley de Aguas Nacionales en concordancia con a la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

"Si se acreditase el caso fortuito que no fuera imputable a Pemex no habría una sanción en particular. La ley obliga en esta excepción que hace a la aplicación de una multa, señala que quien es el dueño de la infraestructura debe llevar diligente la remediación del sitio y esto es lo que ha hecho Pemex.

"Y en tanto ellos hagan las acciones que permitan que la contaminación no se traslade a otras partes y actúen como señala la ley, es posible que no se aplique una sanción, en todo caso pudieran surgir recomendaciones relacionadas con las prácticas para dar una mayor seguridad y evitar que se tenga este tipo de eventos.

"Si se confirma que fue una fuga clandestina no sería imputable a ellos, sino sería un caso fortuito", dijo Gutiérrez Santana.