Fuga de gas moviliza a familias y alumnos

Se desalojaron a niños de 3 guarderías y una primaria, así como residentes de la colonia Candelario Garza, señaló Protección Civil.
La ruptura de una línea de gas natural causó temor en Madero.
La ruptura de una línea de gas natural causó temor en Madero. (José Luis Tapia)

Madero

La falta de atlas de riesgo para la excavación en calles provocó, que una constructora  dañará una línea de gas natural y con ello una fuerte fuga en la calle Gaspar Barrientos entre Juan Guerrero y Ángel Boeta de la colonia Candelario Garza, lo que generó la evacuación de casi 350 personas en su mayoría niños que se encontraban en 3 guarderías, un jardín de niños y una escuela primaria, además de residentes del sector.

El director de Protección Civil en Ciudad Madero, Roberto Chávez Ortega informó que el incidente se registró pasadas las nueve de la mañana de ayer lunes, al lugar arribó personal de la empresa Maxigas a controlar el siniestro y dijo que se descartan afectaciones a la salud de las familias y los infantes. 

Expresó que las estancias infantiles “Baby Star”, “Un Mundo Mejor”, “Mis Primeras Sonrisas”,  la primaria Sección Uno, así como familias que viven en la periferia del lugar donde efectuaban los trabajos fueron desalojadas, para prevenir algún incidente.

Detalló que la empresa encargada de pavimentar la calle Gaspar Barrientos, desconocía la ubicación de la tubería, por lo que se analiza con la Dirección de Obras Públicas como se procederá con las sanciones. 

“Es una obra de pavimentación, estamos revisando los permisos y la comunicación que debe de existir con la empresa gasera y la compañía que se dedica a realizar la obra, el operador nos comenta que no estaba enterado que había esta línea, entonces estamos hablando de una falta de comunicación, tenemos que hablar con Obras Públicas para estar en coordinación cuando haya algún tipo de trabajo”, refirió.

Chávez Ortega, director de la citada dependencia refirió que se descartan afectaciones a la salud de los residentes, sin embargo dialogaran con el secretario de Obras Publicas para conocer qué fue lo que ocurrió, indicó que cuando se realizan obras de pavimentación se debe revisar  que no haya una línea para que se haga todo con cuidado y  con seguridad.

 “Tengo entendido que es una obra que fue licitada por el municipio, recibimos la llamada de los vecinos muy espantados señalando que una compañía que anda haciendo las mejoras a la calle, sin saber le pegaron al tubo y tronaron la línea que conduce la alimentación a Miramápolis y todo el sector norte, se escucho un estruendo fue un promedio de 7 a 9 kilos de presión lo que lleva la línea, la gente se espanto y salió corriendo de sus hogares”, aseveró.

El director de Protección Civil, agregó que la labor que efectuaron fue evacuar a poco más de 270 alumnos de las guarderías y  un promedio de 85 familias que fueron llevadas al parque bicentenario.