Fuerte contaminación en río Ayuquila; hay alerta

La UdeG encuentra un severo deterioro en la corriente por plantas de tratamiento que no operan; sugiere abstención a bañistas.
La contaminación se debe a que el Limón, Tonaya y Tuxcacuesco descarga aguas residuales  sin tratar
La contaminación se debe a que el Limón, Tonaya y Tuxcacuesco descarga aguas residuales sin tratar (Milenio Digital)

Guadalajara

La cuenca del río Ayuquila-Armería, una de las tres más importantes del occidente de México, pasa en la actualidad problemas serios de calidad del agua en el área donde colindan los estados de Jalisco y Colima, por lo cual, se debe “recomendar no bañarse y evitar en la medida de lo posible que niños se bañen en esta agua ya que son los más susceptibles a poner en riesgo su salud por los contaminantes patógenos que se encuentran en esta agua”, según un informe elaborado por investigadores del Centro Universitario de la Costa Sur de la UdeG.

El estudio está firmado por cinco miembros del Departamento de Ecología y Recursos Naturales, coordinados por Luis Manuel Martínez Rivera, con miras a prevenir posibles contagios y alteraciones a la salud en estos días vacacionales, en que se realiza, como cada año, una feria ambiental “en la que llegan a arribar 16 mil personas en sólo tres días”, en las playas correspondientes a San Pedro Toxín, municipio de Tolimán.

“A finales de cada mes desde 1996, se hace un muestreo de tres sitios de esta zona, como parte del programa de monitoreo del río Ayuquila y Tuxcacuesco, sin embargo, para este informe especial se adjuntó un muestreo adicional realizado el día 9 de   abril de 2014, para tener un dato a    una semana de realizar la Feria Ambiental 2014. Aunque se muestrean otros parámetros fisicoquímicos, en este reporte solo se indican los resultados microbiológicos por su impacto en la salud pública”, añade el documento.

Los análisis son en tres puntos, conocidos como río Tuxcacuesco, río Ayuquila y río Armería, y detallan concentraciones de coliformes fecales; “en el caso del río Tuxcacuesco, podemos apreciar las altas concentraciones            de bacterias tanto coliformes totales como coliformes fecales, que lo clasifican como contaminación critica para abril de 2014”; en contraste, “podemos apreciar que para 2013 en el mismo periodo la contaminación        sería clasificada como clase IV, que corresponde a una contaminación fuerte por su concentración de coliformes totales y se mantiene durante la temporada de lluvias,           donde podemos apreciar que la concentración se incrementa, no por arrastre, sino por disminución del caudal por el almacenamiento de la presa [Basilio Vadillo o Las Piedras] que concentra las coliformes fecales y totales”.

La contaminación de las aguas del río Tuxcacuesco “es debido a que los municipios de El Limón, Tonaya y Tuxcacuesco descargan sus aguas residuales sin tratar, aun cuando Tonaya tiene una planta de tratamiento de cerca de dos años y ya no esta en operación”.       

En el caso de la estación del río Ayuquila, “En abril de 2013, la concentración de coliformes fecales andaba en 0 NMP [números más probables] sobre 100 mililitros, lo que lo clasificaba como contaminación nula         […] sin embargo, para 2014, desde el inicio de año se presentó una contaminación moderada por coliformes fecales, subiendo hasta 2600 NMP/100         ml en febrero y hasta 1,400 NMP/100 ml en abril de 2014. Para este caso, las principales fuentes de contaminación son debido a que Autlán [sic] abandonó la operación de su planta de tratamiento y descarga cerca de 120 litros por segundo de aguas residuales sin tratar”, mientras El         Grullo descarga alrededor de 50 lps, pues carece aún de planta. La estación de Armería también se degradó de un año a otro, y presenta “contaminación crítica”.

Todo esto explica la alerta sanitaria que lanza la UdeG, ante el alud de visitantes que tendrá el río desde el día de hoy.


Claves

La Unión Europea (2006), “recomienda como una agua excelente para uso recreativo aquella que tiene bacterias coliformes (E. Coli) con menos de 500 NMP/100 ml y un agua de buena calidad hasta los mil NMP/100 ml”. En el caso de los tres sitios analizados en la cuenca del Ayuquila, “superan estas concentraciones, por lo que  no son adecuadas para bañarse”, dice el informe de la UdeG

Recomienda informar a las poblaciones, no bañarse en esta agua “y evitar en la medida de lo posible que niños se bañen ya que son los más susceptibles a poner en riesgo su salud por los contaminantes patógenos”

También sugiere prevenir la descarga de heces de los visitantes a estas zonas, “ya que permitirlo, incrementaría el riesgo sanitario en la zona”, por lo cual se debe asegurar que existan baños portátiles en las zonas de visita pública