Frustran robo a una camioneta cargada de diésel en Tepa

Luego de ser agredido a golpes por los presuntos ladrones, el afectado logró avisar a la policía municipal, que detuvo a los sospechosos.

Tepatitlán

Con lujo de violencia despojaron de su camioneta a un joven sujeto, pero la policía logró dar con los sospechosos y recuperar el vehículo, el cual llevaba un contenedor cargado con 1000 litros de diésel, que fue el motivo del robo. Los hechos ocurrieron este lunes por la mañana en Tepatitlán, en la carretera que conduce al poblado de San José de Gracia.

Según relató un sujeto de 20 años de edad, circulaba por la mencionada vía a bordo de una camioneta pick up Ford, modelo 94, en color blanco, llevando un contenedor cargado con 100 litros de combustible diésel, cuando al recorrer el kilómetro 9 se encontró que dos vehículos, una Chevrolet Tornado y una Ford Expedition que estaban bloqueando el camino; junto a los automotores se encontraban varios sujetos en actitud sospechosa.

El chofer de la Ford, al detener su marcha, se le acercó uno de los sujetos y con palabras altisonantes le ordenó que descendiera de su unidad, pero al bajar, el sospechoso comenzó a golpearlo, uniéndose a la agresión los otros hombres.

La víctima fue tirada al suelo y le pusieron su misma camiseta sobre la cara, a fin de que no siguiera viendo a sus agresores, quienes continuaron golpeándolo, para luego subirse a los vehículos, incluyendo la camioneta del afectado y escapar rumbo a Tepatitlán.

El sujeto golpeado logró levantarse y dar aviso a la policía y una patrulla avistó a los vehículos sospechosos en el cruce la de carretera a San José con el libramiento de la ciudad, marcándoles el alto. Al ver que los sujetos concordaban con las descripciones del afectado, los oficiales los llevaron detenidos a los separos municipales.

Fue así que la policía municipal puso tras las rejas a Omar Eduardo Tamayo Espinoza, de 32 años, Julián Tamayo González, de 22, Néstor Alonso, de 17 y Oscar Eduardo Rodríguez Hurtado, de 22, alias "el marrito", todos ellos con domicilio en Tepatitlán, quienes refirieron haber intentado robar el vehículo debido a su carga de combustible.

Por su parte, la víctima del robo refirió que había comprado el diésel en una gasolinera de Tepatitlán y se dirigía con rumbo al rancho donde reside, a fin de surtir de combustible a los tractores agrícolas que se encuentran en dicho lugar.

De acuerdo con la policía municipal, el afectado aseguró que procedería conforme a la ley para castigar a los detenidos.