"Los gobiernos nunca cumplirán sus promesas"

Fray Raúl Vera López, Obispo de la Diócesis de Saltillo, habló de la tragedia de Pasta de Conchos a 9 años de que sucedió y afirmó que sirvió para exponer las decadencias de "los que mandan".
Los jóvenes murieron al reventarse el malacate que los sostenía, provocando su caída.
El Obispo de la Diócesis de Saltillo, Fray Raúl Vera López, dijo que la tragedia en Pasta de Conchos desenmascaró a los gobernantes. (Archivo)

Saltillo, Coahuila

El Obispo de la Diócesis de Saltillo, Fray Raúl Vera López, comentó que la tragedia en Pasta de Conchos, en Sabinas Coahuila, se convirtió "en un caso emblemático para exhibir los gobiernos de su tiempo, de la misma manera en que hoy Ayotzinapa es un caso emblemático".

"Muy pronto nos dimos cuenta que les hablan a los de la primera fila y esto es lo mismo que están haciendo con las reformas estructurales".

A 9 años de la explosión de la mina de carbón, en la que quedaron atrapados 63 obreros, el Obispo señaló que es una muestra de que nunca va a pasar lo que los gobiernos prometen.

De igual manera menciona que nunca ocurrió que México se encontrara a la altura del los países del primer mundo como, lo aseguraron cuando se firmó el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

"Le hablan a un grupo reducido, las promesas que hacen ellos (Gobierno), saben que las están haciendo a la mínima parte de la población y Pasta de Conchos ha sido una muestra de lo que interesa a la vida humana de los obreros y de las familias, eso es lo más impresionante", dijo Vera López.

Señaló que el primer responsable de la tragedia ocurrida el 19 de febrero de 2006 es el Grupo México (GM).

Sin embargo aseguró que esta empresa "hace lo que hace" porque así se lo permiten, pues cuenta con el beneficio de la protección de las autoridades.

Recordó que la actitud del Secretario y Subsecretario del Trabajo, de ese entonces, era descarada, "cada vez que se les hablaba del rescate se enfurecían, parecían perros guardianes del GM".

Monseñor comentó que se denotaba que los funcionarios ya habían recibido la paga por la protección a GM, dinero que no se invertía en seguridad o mejoramiento de las condiciones de la mina para los obreros, "inversión que si lo tienen todos estos 'truanes' que están de gobernantes".

Todo lo que se ha hecho en torno a la tragedia de Pasta de Conchos refiere que si ha servido de mucho, pues el día de hoy todos los trabajadores del carbón saben que tienen derecho a la seguridad y que ya no se les puede responsabilizar de los accidentes que ocurran al interior de las minas.

En la actualidad el Gobierno Federal se ha encargado de aparentar una situación seguridad y estabilidad del país ante el mundo.

Recordó que por primera vez vio que huía un contratista, ello ocurrió cuando los rescatistas independientes estaban por llegar a la diagonal 19 y el gerente de la compañía sub contratista se fue a Estados Unidos.

Fray Raúl Vera considera que al ponerle "en charola de plata", a los grandes empresarios mundiales el petróleo, una ley federal laboral que prácticamente esclaviza a los obreros y componendas fiscales 'estupendas', en donde ellos van a poder venir a hacer lo que quieren, que es lograr aparentar que todo está bien.

Agregó que además de todo lo anterior también pueden "venir a lavar dinero": "El problema de nuestro equipo político que está al mando del gobierno es la corrupción", concluyó.