Prodenazas niega malos manejos en parque estatal

El presidente Francisco Valdés Perezgasga dice que las cuentas se entregan anualmente y hasta el momento no tienen observaciones, por lo que considera que todo se trata de una difamación.

Torreón, Coahuila

El presidente de Prodenazas A.C., Francisco Valdés Perezgasga rechazó las acusaciones en su contra relacionadas a supuestos malos manejos de recursos económicos entre otros puntos.

Responde que las cuentas se entregan anualmente y hasta el momento no tienen observaciones, por lo que considera que todo se trata de una difamación.

El Parque Estatal Cañón de Fernández es desde abril de 2004, un área protegida del municipio de Lerdo, en el noreste del Estado de Durango.

En diarios de la localidad se colocó un desplegado firmado por María Yesenia Carreón Cortinas e Isidro Valenzuela, donde señalan que los respaldan firmas sin embargo no se plasman.

Con una superficie de 17 mil hectáreas, es la principal área de recarga del acuífero de la Comarca Lagunera que comprende entre otros, los municipios de Lerdo y Gómez Palacio en Durango así como Torreón en Coahuila.

"Desde el año 2004 que el gobierno del Estado confió a Prodenazas A.C. la administración del Parque Estatal Cañón de Fernández, que preside Francisco Valdés Perezgasga esta organización, ha engañado reiteradamente a la sociedad civil. También resaltan que no cuentan con un Consejo Asesor mismo que debe renovarse cada tres años y celebrar reuniones por lo menos cuatro veces al año".

Es el ambientalista (Perezgasga) quien señala que cualquier persona que trabajó con el gobierno en sus tres niveles, sabe que si no se justifica su aplicación ya no se es confiable para entregar más recursos económicos en los siguientes años.

"Si no se justifica ya no se sigue otorgando simplemente. Nosotros tenemos diez años entregando cuentas y nunca hemos tenido alguna sola observación de manera que se trata de una difamación. ¿Con qué fines? No sabemos pero sí tenemos nuestras sospechas", comparte.

Señala que la Asociación Eco Cañón que es con la que han tenido últimamente roces y problemas juntaron firmas pero para solicitar una carretera no para denunciar nada por lo que podrían haber usado las firmas para otro fin.

Finalmente comenta que no puede haber una área natural protegida sin un plan de manejo como les acusan. "De hecho el gobierno del Estado de Durango, para decretar el área protegida, exigió que hubiera un plan de manejo", concluye.