Juzgado ordena se otorguen servicios a fraccionamiento

La acción se dio tras la solicitud legal hecha por los colonos, ya que la constructora Graciano y Asociados no hizo la entrega oficial de municipalización al ayuntamiento.
El Fraccionamiento Quintas San Isidro de Lerdo tendrá servicios públicos por orden de juez.
El Fraccionamiento Quintas San Isidro de Lerdo tendrá servicios públicos por orden de juez. (Nancy Méndez Lozano)

Lerdo, Durango

El Juzgado Municipal emitió un "fallo provisional" a favor del Fraccionamiento Quintas San Isidro, para que los vecinos reciban los servicios básicos, a pesar de que la constructora Graciano y Asociados, nunca hizo la entrega oficial de la municipalización al Ayuntamiento.

Este acuerdo se determinó por la comisión de regidores de Obras Públicas del Ayuntamiento, para analizar la situación y presentar la resolución al pleno del Cabildo, donde deberá tomarse una medida definitiva sobre este caso.

El Fraccionamiento Quintas San Isidro es uno de los cerca de 30 que abandonó la constructora Graciano y Asociados (GYASA) en los municipios de Lerdo, Gómez Palacio y Torreón.

Por tal motivo, el Juez Municipal atendió la solicitud hecha por los vecinos del fraccionamiento de manera legal y resolvió de manera afirmativa, por lo que se podría convertir en el camino a seguir por otros fraccionamientos que se encuentran en la misma situación.

De acuerdo al fallo emitido por el Juzgado Municipal, el municipio deberá brindar las condiciones necesarias, para que los vecinos de este sector tengan acceso a una vida digna por medio de los servicios públicos.

A pesar de que la Ley de Obras Públicas limita la prestación de servicios básicos a fraccionamientos que no han sido entregados a través del trámite de la municipalización de manera legal, la resolución obliga a las autoridades a brindar servicios de alumbrado público, recolección de basura, agua potable y seguridad pública.

El Fraccionamiento Quintas San Isidro es uno de los cerca de 30 que abandonó la constructora Graciano y Asociados (GYASA) en los municipios de Lerdo, Gómez Palacio y Torreón, en donde la deuda ante ayuntamientos es de varios millones de pesos.