Fortalece SAGARPA producción de ovinos en Puebla

Crianza sin altos concentrados permite mejores oportunidades a ganaderos: Jiménez Merino
El delegado federal resaltó que una producción ovina que no requiera de mayores concentrados, sino más forrajes, permitirá disminuir costos.
El delegado federal resaltó que una producción ovina que no requiera de mayores concentrados, sino más forrajes, permitirá disminuir costos. (Foto: Especial)

Puebla

El Delegado en Puebla de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Alberto Jiménez Merino, anunció que la dependencia desplegará una estrategia de apoyo a la producción de ovinos en el estado, a través del fortalecimiento de la cadena acopio, transformación y comercialización, para dar un valor agregado a sus derivados e incrementar ganancias de los ganaderos.

En el Día Demostrativo sobre Producción Ovina en Corrales sin Concentrado, en el Rancho Tamariz, del municipio de Nopalucan, ante 16 alcaldes electos de la región y ovinocultores, Jiménez Merino constató el éxito de este lugar que consiguió transformar sus instalaciones, diseñadas inicialmente para la producción de leche, en ovinas con un proyecto de crecimiento.

Siguiendo las indicaciones del presidente Enrique Peña Nieto y del titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, el delegado Alberto Jiménez Merino realizó esta gira para fortalecer la orientación y contacto directo con los productores, a través de políticas que buscan estar siempre “con los pies en la tierra”.

En el rancho Tamariz, en donde el anfitrión fue Emilio Maurer, el delegado federal resaltó que una producción ovina que no requiera de mayores concentrados, sino más forrajes, permitirá disminuir costos y mejorar oportunidades de venta, así como incrementar el precio de los borregos.

Indicó que la SAGARPA tiene como objetivo fortalecer la producción de ovinos y,  con ello a este sector, a fin de darle un valor agregado a los derivados del borrego, a fin de hacerla más rentable. El borrego no solo es barbacoa, indicó.

Ante los alcaldes electos y ganaderos, Jiménez Merino reconoció que por años las autoridades han cometido el error profesional de entregar pequeñas dotaciones de borregos a las familias campesinas (5 a 10), pero estas no son aprovechadas en la crianza, sino que su fin termina siendo la alimentación, el autoconsumo. Para que el programa tenga éxito, precisó, se necesitan por lo menos entregarles 80 borregas con dos o tres sementales.

Recordó que en una experiencia anterior, en la zona de Chignahuapan, “hace cinco años, al meter genética más alta, las borreguitas adelantaron el parto cinco meses. De 17 que era el primer parto en la región, se adelantó a 12 meses. La ganancia del peso se duplicó y la mortalidad se bajó a la mitad, sólo por la genética, aunque también se mejoró el manejo”.

Antes, al reunirse con comercializadores e industrializadores de carne de cordero en el municipio de San Martín Texmelucan, el delegado federal escuchó los proyectos para agregar valor agregado a sus productos y recordó que la SAGARPA, durante el primer semestre de 2013, abrió 54 mercados en 34 países para la exportación de animales vivos, productos y subproductos.

De éstos, dijo Jiménez Merino, 21 mercados son para ovinos, lo que representa un nicho de oportunidades inmejorable para los criadores poblanos.

Finalmente, en esa región del estado, una de las principales productoras de ovinos, ante los socios de la empresa Corderico de México, Jiménez Merino destacó la importancia de replicar esquemas de acopio, transformación y comercialización para fortalecer esta cadena productiva.