ENTREVISTA | POR CRISTINA GÓMEZ

El presidente del Consejo Empresarial de Madero (CEM) Andrés Zorrilla Moreno dijo que la lucha por obtener el presupuesto debe iniciar desde ahora, para que sea más fácil desarrollar los proyectos que merece la región.

Al menos 430 mdp se necesitan del Fondo Metropolitano: IP

Se ha insistido en una desvinculación con el vecino estado de Veracruz.
Se ha insistido en una desvinculación con el vecino estado de Veracruz. (José Luis Tapia)

Tampico

La Iniciativa Privada de Ciudad Madero, consideró que debe lucharse desde ahora en la obtención de recursos por al menos 430 millones de pesos del Fondo Metropolitano para 2017, que faciliten el empezar a desarrollar proyectos a la altura del centro de consumo más importante de las huastecas.

El presidente del Consejo Empresarial de Madero, Andrés Zorrilla Moreno, sostuvo que no debe haber conformismo, ya que esto frena un desarrollo de gran magnitud en el sur de Tamaulipas.

¿Cuál es el análisis de la Iniciativa Privada respecto a lo que se ha informado del presupuesto para 2016?

Derivado de la caída de los precios del petróleo a finales de 2014 se inició una visión especulativa sobre lo que ocurriría con el presupuesto de egresos para los próximos años, incluso se llegó a plantear un recorte de obras y proyectos para 2015, aun cuando este presupuesto ya estaba etiquetado desde antes de la caída de los precios del petróleo, situación que por cierto no era factible que ocurriera, y evidentemente no ocurrió, al menos en cuanto al presupuesto asignado, éste no disminuyó en lo que ya se tenía contemplado para este ejercicio de 2015.

Respecto a 2016, la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público en voz de su titular Luis Videgaray, ya había anunciado el 10 de julio de 2015 en el Congreso Nacional de Comercio Exterior, donde señaló categóricamente que no habría recortes al presupuesto de las entidades federativas para 2016.

Lo anterior afortunadamente ocurrió y el escenario actual es que no solamente no disminuye el presupuesto para el siguiente ejercicio, sino que aumenta a partir de enero de manera muy significativa, como había ocurrido en años anteriores en los que se contaba con un presupuesto de egresos de 37 mil 108 millones de pesos, que para 2015 aumentaron a 41 mil 668 millones de pesos, es decir 4 mil 559 millones más, lo que haría una diferencia entre 2014 y 2015 del 12.3% más para ejercer, que incluía un 3% adicional de aportaciones federales en 2015.

La buena noticia es que en 2016, de acuerdo al propio anuncio que hace previo a su autorización nuestro gobierno estatal, el presupuesto aumenta a 46 mil 800 millones de pesos, que comparados con el año 2015 representan nuevamente 5 mil 132 millones de pesos más, es decir, que también vuelve a aumentar alrededor del 12.3% el monto total, pero en esta ocasión con un 5.46% de aportaciones federales adicionales.

Lo anterior en muy buena medida porque a pesar del escenario de los precios del petróleo, muy probablemente esto se deba al resultado de las políticas recaudatorias implementadas por el gobierno federal, derivadas de la propia Reforma Fiscal, tal como también lo refiriera recientemente el presidente de la Comisión de Presupuesto en la Cámara de Diputados, Baltazar Hinojosa, situación con lo que se puede ir confirmando este estatus, en el que también ha contribuido el fortalecimiento del Mercado Interno en México.

¿Y en cuanto al escenario de los Fondos Metropolitanos que por sexto año consecutivo no llegan?

No deja de ser muy lamentable que de manera consecutiva estos importantes recursos no lleguen a la zona y es que no es un asunto de falta de presupuesto, ha quedado claro que esa no es la razón, ya que por un lado nuestro presupuesto estatal sigue aumentando y por otro, fueron 47 Zonas Metropolitanas en la República, las que sí lograron acceder a estos recursos que siguen representando más de 10 mil millones de pesos en su bolsa anual.

Nosotros hemos insistido desde 2014 que se efectué una nueva estrategia para desvincularnos del vecino estado de Veracruz y gestionar únicamente estos recursos para las tres ciudades de la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira, dando esto incluso posibilidad a Pánuco y Pueblo Viejo de formar otro bloque independiente que les facilite el financiamiento de su desarrollo.

La intervención de cinco alcaldes y dos gobernadores complica la tramitología que por su naturaleza en sí es compleja.

Las reglas de operación deben ser analizadas y permitir que se forme un Consejo en este nuevo esquema en el que se incluya a colegios especializados y organizaciones civiles y empresariales para sacar adelante esta estrategia e incluso proponer junto con las autoridades, los proyectos de desarrollo urbano necesarios, que incluso contemplan acciones destinadas a la infraestructura de seguridad como también se ha dicho, sin embargo esto no se ha atendido, se ha divagado en el tema y creado expectativas poco prácticas y los resultados están a la vista.

Una referencia importante del éxito de estos recursos en otras zonas metropolitanas, es que se consiguieron colocar para la Zona Metropolitana de Laguna 623 millones de pesos, con poco más de 1 millón 215 mil habitantes; León con 418 millones, Puebla-Tlaxcala 361, Querétaro 238, entre otras del país donde incluso se encuentran poblaciones como Acayucan, Ocotlán, Coatzacoalcos, Oaxaca, Acapulco, así como Tulancingo Hidalgo, que logró colocar casi 36 millones de pesos.

Haciendo un ejemplo de un rango exitoso y tomando en cuenta indicadores poblacionales como un factor de medición comparados con la Laguna, la Zona Metropolitana de nuestra región debió acceder al menos a 430 millones de pesos que invertidos en infraestructura urbana, nuestra zona tendría un desarrollo de gran magnitud, sobre todo porque estos números podrían ser anuales. Esos deben de ser nuestros comparativos.

Gestionar fondos para proyectos por 35 ó 40 millones de pesos no son, ni están a la altura de lo que representa ser el centro de consumo más importante de las huastecas, no es un asunto que pueda seguir esperando para cumplir 7 años sin recursos, se debe ser realista en lo que no está saliendo bien, ambicioso para categorizar proyectos de gran magnitud acordes a la región y sobre todo, ponerse a trabajar desde ahora en esta nueva estrategia, hacer una agenda seria sobre este asunto.

Aunque se haya conseguido aumento de presupuesto en otros rubros y más ingresos, estos fondos son independientes y deberían estar sumados a la situación actual, no tiene nada que ver lo que se consiguió o siga consiguiendo, con estos recursos que están parados y en ceros, son temas de gestión totalmente distintos y no debemos dar la idea de conformarnos por lo que llegó, cuando vemos un escenario de una oportunidad que sigue sin atenderse eficientemente.