Fondo revolvente no es “caja chica”: Sepaf

El titular de la dependencia, Héctor Pérez Partida, se comprometió a revisar la forma en la que se pueda transparentar, como en la Administración pasada.
Durante 2013 y 2014 las áreas de Comunicación Social y la Coordinación de Asesores del gobierno estatal gastaron más de 80 millones de pesos.
Durante 2013 y 2014 las áreas de Comunicación Social y la Coordinación de Asesores del gobierno estatal gastaron más de 80 millones de pesos. (Milenio)

Guadalajara

El fondo revolvente no puede considerarse una “caja chica” del gobierno del estado, pues hay un reglamento y los responsables del mismo deben comprobar los gastos, afirmó el secretario de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), Héctor Pérez Partida. Sin embargo, admitió que en la página web no se da a conocer el destino de los recursos porque cada pago representa un número importante de facturas y cheques emitidos.

El funcionario también precisó que los más de 80 millones de pesos que aparecen como un ejercicio del despacho del gobernador durante los últimos dos años, son en realidad gastos de la Unidad de Dependencias Auxiliares, en donde están áreas como Comunicación Social y la Coordinación de Asesores.

MILENIO JALISCO dio a conocer ayer que bajo el concepto de fondo revolvente, distintas dependencias han gastado durante 2013 y 2014 más de 600 millones de pesos, sin que se dé a conocer el destino de esos recursos. Según la información, que se obtuvo a través de una solicitud de transparencia, se trata de cerca de 20 mil cheques emitidos por montos diferentes, incluso por encima de los dos millones de pesos.

Como respuesta, Pérez Partida dijo que no debe calificarse como una “caja chica”, pues “los recursos que se ejercen son con cargo a la partida que corresponde a cada compra o servicio”, y no pueden rebasar los 12,500 pesos, a excepción de gastos en congresos y convenciones.

Sobre el procedimiento que se sigue, el subsecretario de Administración, Salvador González Reséndiz, dijo que cada responsable del fondo en una dependencia firma un pagaré del monto que recibe. Los recursos sirven para los gastos que se generen día a día y una vez que se acumula un monto, los comprobantes se entregan a Finanzas para su revisión.

Afirmó que si los recursos no son comprobados o no es un gasto “congruente”, entonces no es aceptado y tiene que ser cubierto por el funcionario.

En la solicitud de información que se hizo sobre el destino que se da a los recursos del fondo revolvente, el Ejecutivo condicionó la entrega a que fuera en físico, señalando que se trata de 1.4 millones de copias fotostáticas, por lo que se debían pagar 2.2 millones de pesos por las mismas.

De las razones por las que la información no aparece en la página web, como sucedía en el gobierno que encabezaba Emilio González Márquez, el subsecretario de Administración dijo que son demasiados documentos por cada cheque. Sin embargo, se comprometió a que revisarán cómo entregaba la información el gobierno anterior, para que siempre estuviera en línea.

Por su parte, Pérez Partida dijo que la otra opción es revisar todos los egresos que tienen las diferentes dependencias del estado y todos los gastos que sean por montos inferiores a los 12,500 pesos, deberán considerarse “fondo revolvente”.

En este sentido, el subsecretario de Administración del estado aseguró también que los montos que se ejercieron en 2013 y 2014 son similares a los que por este concepto había en los años previos, de alrededor de 300 millones de pesos por año. Indicó que el mayor gasto es el que se ejerce a través de la Fiscalía General, por la movilización que debe hacerse de policías.