Fomentarán principios éticos en campamentos

Señalan instructores que la conducta y actitud de los padres es un reflejo del accionar de los menores de edad, por lo que es importante encausarlos en forma conjunta.
Involucrar a los padres de familia en actividades extra escolares de sus hijos es fundamental para la convivencia familiar.
Involucrar a los padres de familia en actividades extra escolares de sus hijos es fundamental para la convivencia familiar. (Sergio Sánchez)

Tampico

Con el campamento Los Potrillos de la Asociación de Charros  La Herradura el próximo lunes, inicia la tradicional temporada veraniega en donde niños en edad escolar de la zona sur de Tamaulipas tendrán la oportunidad de aprender y divertirse.Esta vez, organizadores de los campamentos de verano se han dado a la tarea de fortalecer una importante encomienda, educar e instruir con valores, dados los casos de desorden que actualmente se presentan en la sociedad y se refleja en las personas más vulnerables, los niños.Estudiantes de Altamira, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, la Universidad Autónoma de Tamaulipas, el Instituto de Estudios Superiores de Monterrey, la Dirección de Deportes del Ayuntamiento de Tampico, el Club de Regatas Corona, el DIF de Ciudad Madero, son algunas instituciones que tendrán actividades por espacio de tres y hasta cuatro semanas enfocadas a la diversión, aprendizaje y labores importantes donde se fomenta el compañerismo y la igualdad de género.“En nuestro campamento que iniciamos este lunes en las instalaciones de la Asociación de Charros de La Herradura, tenemos ya todo preparado para sostener algunas charlas y trabajos en donde se resalten los valores, incluyendo la educación vial y también sobre la seguridad en el hogar”, afirma el coordinador del campamento Los Potrillos, Jorge Pérez Padilla.Destaca que en este campamento se fomenta la responsabilidad, el compañerismo, el respeto a todos, el trabajo en equipo y la amistad.

“Estamos comprometidos con la conservación del medio ambiente, por lo que promovemos en nuestros participantes una conciencia ecológica enseñándoles a cuidar su planeta, no tirando basura en las calles, arroyos, campos, reciclando, ahorrando energía y cuidando el agua”, comentó Pérez Padilla.Con una gran experiencia dentro de la educación física en diversos planteles de escuelas públicas y privadas, el profesor Froylán Malpica Sánchez, indicó que los valores son las reglas de conducta y actitudes según las cuales nos comportarnos y que están de acuerdo con aquello que consideramos correcto. Al nacer, los niños no son ni buenos ni malos. Con la ayuda de sus padres, educadores y de los que conviven con ellos, aprenderán lo que está bien y lo que está mal decir, hacer, actuar, vivir. Expresó que la manera de educar a los hijos con principios morales, es conocer cada uno de los valores, algo que también deben saber los padres.“Es preciso recordar que los niños aprenden con el ejemplo. El ejemplo que dan sus padres en su forma de relacionarse con los demás, de pedir las cosas, de compartir mesa, asiento, de cooperar, de ayudar a los demás, de defender, de reclamar, de tolerar y aceptar. Si los padres no tienen paciencia con su hijo, ¿qué creen que el niño va a aprender? La responsabilidad que tienen los padres en la transmisión de los valores a sus hijos es crucial”.

Y es que la educación en valores empieza por el ejemplo, por lo que los padres les transmiten a través de sus vivencias, experiencias, y acciones, a sus hijos. Aparte de eso, se educa en valores a través de actividades que sean de interés para los niños, como los juegos, canciones, cuentos, historias, teatro, etc.Durante la presente semana en diversas escuelas de educación básica, se realizaron varias muestras pedagógicas, todas con el afán de dar a conocer la importancia que tiene la relación entre padres de familia, maestros y alumnos, esto es parte de la lucha que se tiene en el fomento a los valores y que dicha convivencia eleva el autoestima en los escolares. Se aconsejó que si existe la intención de llevar a sus hijos a algún campamento de verano, sea en donde el tema esencial sean los valores como la amistad, la comprensión, la tolerancia, la paciencia, la solidaridad y el respeto, pues son esenciales para un sano desarrollo de los niños. Un niño que sabe respetar a los demás, será más fácilmente respetado.