El Fiscal inauguró foro de seguridad estatal

Luis Carlos Nájera está cierto de que las instituciones son más fuertes que cualquier interés de transgredir dicho estado de derecho. 

Puerto Vallarta

La aplicación de la justicia no debe de tomarse como moneda de cambio para castigar a quienes infrinjan la ley, así lo señaló el fiscal del estado, Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco al inaugurar el II Foro Estatal para la Prevención Social de las Violencias y la Delincuencia en Jalisco, en Puerto Vallarta.

Aseveró que México vive momentos complicados porque malos servidores públicos violentaron el estado de derecho, sin embargo subrayó que esto no puede ser una justificación para que otras personas quieran transgredir al estado mexicano.

“Hoy tenemos que unir nuestros esfuerzos y nuestra voz para condenar a esos malos servidores públicos, para aceptar que esas personas, esos delincuentes, vulneraron el estado de derecho; pero también tenemos que unir nuestras voces para decir que esto no puede ser, ni será una excusa para seguir vulnerando el estado de derecho”.

En este sentido, el Fiscal del Estado de Jalisco señaló que la inmensa mayoría de los mexicanos quiere vivir en paz, tener un estado de derecho firme y de ello depende cómo las autoridades ejerzan bien su labor.

De tal manera que “la unidad debe ser en contra del verdadero enemigo que es la delincuencia y por tanto no puede ni debe haber una excusa para que las autoridades se dobleguen, se hagan de la vista gorda o volteen la cara hacia esa delincuencia”.

Nájera Gutiérrez de Velasco aseveró que tienen que definir claramente “de qué lado están los malos y de qué lado estamos los buenos”, y reiteró que si bien el estado mexicano atraviesa por un momento complejo, está cierto de que las instituciones son más fuertes que cualquier interés de transgredir dicho estado de derecho.

Por ello invitó a los participantes de este foro, para que salieran a aplicar la ley y además a generar políticas públicas de prevención de la violencia y la delincuencia en base al derecho y a la ley, toda vez que esa es su obligación.

“Salgamos de aquí diciéndolo a la gente que si quieren que la ley se aplique, tiene que ser de aplicación general, que la ley no puede ser a modo, la ley es de aplicación general y tenemos que ceñirnos a la ley todos y cada uno”.

Finalmente puntualizó que las autoridades competentes en materia de seguridad no deben tener miedo a decir lo que está mal o en volverse multiplicadores del estado de derecho, porque es su obligación y les recordó que cuando hicieron su juramento se comprometieron a cumplir y a hacer cumplir la ley y por tanto siempre que trabajen deberán hacerlo bajo este marco.

Al evento, en el hotel Holiday Inn, asistieron representantes de 26 municipios del estado, así como invitados internacionales.