Celebran el Festival Guardianes de la Tierra en el Barrio de Analco

La finalidad es preservar el planeta, con la purificación del cuerpo
Celebran el Festival Guardianes de la Tierra en el Centro Cultural El Patio de los Ángeles
Celebran el Festival Guardianes de la Tierra en el Centro Cultural El Patio de los Ángeles (Patricia Ramírez)

Guadalajara

Para sembrar la vida armónica y preservar el medio ambiente, la comunidad Teopantli Kalpulli, junto con líderes ecologistas, celebraron el Festival Guardianes de la Tierra en el Centro Cultural El Patio de los Ángeles, en el barrio de Analco.

Los hermanos de la Comunidad del Estandarte Sagrado (Teopantli Kalpulli), fraternidad fundada en San Isidro Mazatepec, poblado ubicado al sur de Guadalajara, en el municipio de Tala, formaron un círculo alrededor de unas abigarradas ofrendas, el agua, el fuego, la tierra y el aire, elementos postrados en el centro del recinto cultural, bajo la iluminación del ‘Padre Sol’ que se filtraba por los vitrales de la parte superior del patio.

Ahí fue quemado el copal y posteriormente uno de los hermanos mayores de la comunidad dio el mensaje de la ‘Madre Tierra’ a los moradores de la ciudad: “Hoy uno de los grandes problemas es el desorden sexual, porque la sexualidad está conectada a la naturaleza […] nuestro cuerpo es un templo, no es una cantina, ni una máquina de humo ni un prostíbulo […] hay que estar purificados”.

Giovanni di Pietro Bernardone, bajo un sencillo atuendo cautivó al poblado de Asís, Italia, en un pasaje de la Edad Media (1182-1226). Ayer Alberto Ruz Buenfil, quien ha dedicado poco más de cuatro décadas a las causas sociales, replicó a San Francisco de Asís. “Haz de nosotros un instrumento de paz”, como pedía el ‘hermano sol’ a Cristo en aquellos tiempos.

La comunidad de Tala, como parte de la celebración, agradeció los regalos de las direcciones del este, sur, oeste y norte, así como a sus antepasados, quienes también fueron Guardianes de la Tierra.

“Todos debemos ser Guardianes de la Tierra (proyectores de la Madre Tierra, necesitamos la fuerza de los jóvenes de la ciudad […]”, expusieron.

Alberto Ruz, ante las ofrendas, contó a los presentes que “la comunidad wixárika me enseñó a entregar la ofrenda, dar la vuelta y olvidarnos de ella… vengo a ello”.

Dentro del festejo, donde se bailó y cantó, se ofrecieron conferencias, entre ellas la de Laura Valdés Kuri, fundadora del Movimiento Biorregional en México y América Latina, así como de la doctora Ana Ruiz Díaz, integrante de la Comisión de Comunicación de la Demanda de Acción Colectiva por el Maíz, y de Verónica Sacta Campos, ‘sanadora y ceremoniante andina’, de origen ecuatoriano.

Dentro del festival se expusieron alimentos veganos como agua de pinole, tortillas y tostadas de maíz negro, y pan de trigo.