La fiesta aérea continúa

Para hoy se espera que aumente la asistencia de los espectadores para la Noche Mágica y el concierto que ofrecerán Nortec y Molotov.
Los asistentes tomaban fotografías al momento de que los globos se elevaban al aire .
Los asistentes tomaban fotografías al momento de que los globos se elevaban al aire . (Arturo Andrade)

León, GTO.

En el segundo día de actividades del Festival Internacional del Globo 2013, miles de asistentes acudieron desde temprano a la zona de despegue en el Parque Metropolitano de León.

Poco antes de las 7 de la mañana, las avenidas principales que conducen a los accesos del Parque Metropolitano se congestionaron por conductores que buscaban un sitio cercano a la sede del Festival para llegar a tiempo y alcanzar un buen lugar de avistamiento.

Las bajas temperaturas y una mañana nublada con amenaza de lluvia no fue impedimento para 200 globos aerostáticos recorrieran la ciudad.

Adentro del parque, el continuo tránsito de vehículos que transportaban canastillas, y tanques de gas ante la mirada atenta de los asistentes, iniciaban los preparativos de despegue junto con los arriesgados pilotos.

De repente, el sonido de los sopletes comenzó a llenar lentamente de aire caliente los globos hasta formar gigantes de 20 metros de altura y media tonelada de peso. El espectáculo estaba listo para iniciar.

Poco a poco los pilotos quienes esbozaron una gran sonrisa de victoria conforme el globo se separaba del suelo fueron despedidos por los observadores con gritos de ¡suerte!, ¡adiós! o ¡buen viaje!

Durante los vuelos de los colosos multicolores, los asistentes trataron de obtener sus mejores fotografías y videos ante la vista imponente del espectáculo.

Uno de los atractivos que llamó la atención de chicos y grandes fue el momento en el que dos globos estuvieron a punto de chocar en el aire, pero con maniobras hábiles de los pilotos se pudo evitar ese incidente, gritos de emoción por parte de los miles de espectadores celebraron la hazaña que se desarrollaba en el cielo.

Otros observadores se deleitaron con la imagen de los globos aerostáticos manteniéndose inmóviles a unos metros de la superficie del la presa El Palote para después ascender y continuar con su ruta.

Después del espectáculo aéreo, los asistentes pudieron disfrutar de gastronomía mexicana, pasear por el Parque Metropolitano en bicicleta o aprovechar el viento de un sábado nublado para volar papalotes.

El segundo día de actividades continurá con eventos culturales para toda la familia y con la Noche Mágica que espera lograr reunir miles de visitantes y el cierre con música en vivo de Nortec y Molotov.              

Personal del Parque Metropolitano de León informó que el número de visitantes en el segundo día de actividad mostró un incremento en comparación al día de inauguración y esperan que se incremente durante los dos días restantes.