Liliana Flores ofrece su apoyo a Elizondo

La ex diputada pidió un gabinete honrado con un programa que genera un esperanza en el estado.

Monterrey

La ex candidata a la gubernatura y dirigente de El Barzón, Liliana Flores Benavides, anunció que comprometió su apoyo a Fernando Elizondo Barragán por el partido Movimiento Ciudadano al gobierno estatal, a cambio de un gabinete honrado y plural.

La también ex diputada comentó que nunca le han tenido confianza a las autoridades electorales, y las irán midiendo; sin embargo, expresó que si la ciudadanía se vuelca a votar va a disminuir cualquier fraude que pueda haber a nivel de escritorio.

"Estoy aquí apoyando la propuesta de Fernando Elizondo que además con él ya discutí el asunto de que tendría que ser con un gabinete de gente muy capaz, honrada, probada y además plural y con un programa de gobierno que genere una alternativa, una esperanza en el estado.

"No se va a imponer el género en los comicios, el asunto en los comicios son los votos duros, los programas y las políticas públicas y por el otro lado el descontento ciudadano, hoy son esas fuerzas que se van a mover; por un lado el PRI y el PAN con su voto duro, y sus programas y políticas públicas y por este lado lo que va a ser la inconformidad ciudadana y la ciudadanía en su conjunto", dijo.

El miércoles por la mañana Elizondo Barragán oficializó su intención de contender por la gubernatura luego de que el rector del Tec de Monterrey, David Noel Ramírez, declinó buscar la silla que actualmente ocupa el priista Rodrigo Medina de la Cruz.

Elizondo cuenta con el apoyo de algunos integrantes de la plataforma Alcalde, ¿cómo vamos?, que iniciaron este organismo para fiscalizar a los gobiernos municipales panistas y priistas, y que ahora ven con agrado al precandidato del partido Movimiento Ciudadano.

Debido que el pasado político de Fernando Elizondo fue dentro del Partido Acción Nacional, y su padre, Eduardo A. Elizondo, fue gobernador priista, por lo que muchos lo pudieran considerar un "cartucho quemado",Liliana Flores reconoció que tendrán que convencer a la ciudadanía de que vea a la propuesta como una alternativa.

"No es un asunto de purificación, lo que pasa es que la terrible situación que hay en Nuevo León, el grave problema de la deuda pública donde se está prefigurando a nivel nacional que se traslape una crisis política económica y social, ese es el contexto en el que un gobernante va a estar gobernando Nuevo León.

"Entonces este escenario es muy catastrófico, de ahí que nos obliga a todos los que nos interesa el estado y que queremos que las cosas cambien, a unir esfuerzos; él es la cabeza, pero atrás de él hay todo un equipo diverso, plural integrado de gente que queremos que las cosas cambien, entonces no es una cuestión solamente de una persona", declaró.