Baños para discapacitados son bodegas de limpieza

En el marco de la Segunda Feria del Empleo llevada a cabo en el Centro Valpar, los sanitarios especiales guardan escobas, enormes bolsas de basura, tinas y trapeadores.
Baños para discapacitados son usados como armario de escobas.
Baños para discapacitados son usados como armario de escobas. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Recién acaba de empezar la Segunda Feria del Empleo para Personas con Discapacidad en el Centro Valpar, dedicado a evaluar las aptitudes laborales para este segmento de la población, sin embargo los baños especiales son empleados como bodega de enseres de limpieza.

Largos y amplios pasillos conducen a las distintas áres que componen este centro, los cuales van a los sanitarios ubicados en el edificio contiguo del Centro de Idiomas de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Pero este espacio que está destinado para uso de personas con discapacidad, funge como una bodega en donde se guardan escobas, enormes bolsas de basura, tinas y trapeadores.

"Generalmente batallamos mucho, porque no tenemos la manera de utilizar los baños bien, no se nos toma en cuenta ni siquiera para tener baños en buenas condiciones", dijo Omar Oviedo, persona que sufrió parálisis.

Al final del pasillo dentro del baño de hombres, se encuentra el espacio destinado para uso de personas con discapacidad.

Afuera se lleva a cabo la feria del empleo y decenas de personas en muletas, sillas de ruedas, débiles visuales, sordomudos, van de un lado a otro con solicitud en mano algunos y se detienen en los distintos módulos que ofrecen distintas vacantes.

Los baños más cercanos a donde se desarrollaba el evento, no cuentan con rampa de acceso, incluso ni siquiera había espacio especial destinado para ellos, en tanto que el baño ubicado junto al Centro Valpar, es accesible para personas en silla de ruedas, ya que cuenta con espacio suficiente para que entre una silla de ruedas, el excusado no tiene barra tubular marcada por la Secretaría del Trabajo.

En teoría tendría que contar con un mingitorio ubicado a una altura de cincuenta centímetros y también con barras. En algún momento hubo un toallero o instalación para rollo de papel para secar manos, hoy no existe.

El punto destacable fue la instalación de un lavabo, que al menos si servía aunque no contaba con jabón, si se encontraba a una altura de 80 a 86 centímetros, esto de acuerdo a la Guía de Diseño de Espacios Laborales Ergonómicos para trabajadores con Discapacidad Física, publicado por la Secretaría del Trabajo.

"Generalmente batallamos mucho, no sólo aquí sino en distintas oficinas, porque no tenemos la manera de utilizar los baños bien, la verdad ya pudiéramos estar acostumbrados, porque no se nos toma en cuenta ni siquiera para tener baños en buenas condiciones", destacó Omar Oviedo, persona que sufrió parálisis hace cinco años y quien tiene que utilizar muletas para movilizarse.

Si bien la institución cuenta con las instalaciones destinadas para las personas con discapacidad, no se consideró que deben cumplir con el servicio para el que fueron hechas, y no ser utilizados como bodega de artículos de limpieza.