Vuelven 80 de 200 familias desplazadas por el crimen

Son de la colonia Nuevo México de Torreón donde se rehabilitan las viviendas, en puertas, ventanas, pisos, instalaciones eléctricas e hidráulicas y la SEDESO estima que en diciembre estén todas.
El objetivo es mejorar la calidad de vida de los vecinos de la colonia.
Colonia Nuevo México en proceso de recuperación. (Miguel Ángel González Jiménez )

Torreón, Coahuila

Luego de que 200 familias tuvieran que abandonar sus viviendas ante la presencia de la delincuencia organizada en La Laguna, la secretaría de Desarrollo Social informó que 80 de ellas ya lograron recuperar sus casas y regresaron a habitarlas en total tranquilidad.

Rodrigo Fuentes Ávila, titular de la dependencia, describió que se trata de familias de la colonia Nuevo México de Torreón, las cuales, gracias a los programas de la Federación, el Estado y el Municipio, ahora tienen un mejor hogar.

Para finales de diciembre la totalidad de las familias afectadas estarían de nueva cuenta en sus viviendas, pues actualmente están en rehabilitación.

"Hoy se rehabilitan las viviendas, en puertas, ventanas, pisos, instalaciones eléctricas e hidráulicas, de tal manera de que las familias que fueron desplazadas hace algunos años puedan regresar y dejen de pagar casas de renta o dejen de vivir con familiares para que regresen a su patrimonio", comentó.

Y es que más del 98 por ciento de las viviendas en la Nuevo México tienen sus respectivas escrituras, por lo que urgía devolverles su patrimonio a los afectados.

"Aquí es un ejemplo de la coordinación, de los esfuerzos y del alineamiento de los tres órdenes de gobierno para regresar la tranquilidad",  manifestó.

Además de los beneficios en materia de infraestructura para los desplazados, también se les brindan talleres de autoempleo para los adultos y cultura y deporte para los jóvenes, mencionó.

Asimismo, la apertura de centros comunitarios ha servido para reforzar la convivencia de los colonos y el deseo por ocuparse en actividades productivas.

Estimó que para finales de diciembre la totalidad de las familias afectadas estarían de nueva cuenta en sus viviendas, pues actualmente están en proceso de rehabilitación de la infraestructura.

Recordó que es el único éxodo masivo de personas durante la crisis de inseguridad se dio en la Nuevo México, pero también se sabe de casos aislados en colonias como la Durangueña y Cerro de la Cruz, a quienes también se les brindará el apoyo.