Familias poblanas aprenden a producir sus hortalizas

Sagarpa aportó 9.5 millones de pesos, que se complementaron con 30 millones de la Sedesol, para el establecimiento de los 7 mil 500 huertos y la capacitación de mil 800 familias
Mil 800 familias poblanas cuentan con la capacidad para producir sus propios alimentos.
Mil 800 familias poblanas cuentan con la capacidad para producir sus propios alimentos. (Foto: Especial)

Puebla

El compromiso del presidente Enrique Peña Nieto es que no haya mexicanos sin alimentos, es por ello que el propósito más importante de la Cruzada Nacional Contra el Hambre es que entre todos los sectores de la sociedad encontremos una forma para que las generaciones presentes tengan suficientes alimentos, pero sobretodo, que los niños del mañana puedan tener mejores condiciones que sus padres, manifestó el Delegado de la SAGARPA, Alberto Jiménez Merino.

Mediante el desarrollo de capacidades en 14 municipios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, mil 800 familias poblanas hoy cuentan con la capacidad para producir sus propias hortalizas en los huertos de traspatio que apoyan la SAGARPA y SEDESOL.

Durante la presentación de resultados del Programa Integral de Capacitación en la estrategia de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, quedó de manifiesto que mediante el desarrollo de capacidades, hoy miles de familias de Puebla cuentan con herramientas que les permiten avanzar hacia la seguridad alimentaria y nutricional e ir dejando paulatinamente atrás la condición de pobreza.

En este sentido, Jiménez Merino resaltó que esto apenas es una muestra del apoyo que el Gobierno de la Republica, en coordinación con los estados y los municipios, seguirá haciéndose para que las personas tengan mejores condiciones de alimentación, y que tengan acceso a los alimentos aquellos que hoy no lo tienen.

Ante la presencia de Javier Ramírez, director general del Colegio de Postgraduados, y de Víctor Martínez, coordinador regional de INCA RURAL, el funcionario federal subrayó que no hay manera de resolver el problema de la pobreza sino se produce antes la alimentación; sin alimentos es imposible revertir la pobreza, y no se puede producir alimentos si antes no tenemos capacitación, no tenemos asesoría y apoyos.

"Lo único que transforma a un ser humano en hacerlo mejor, es la identificación de sus capacidades y el desarrollo de las mismas. Identificar las capacidades de las personas y desarrollarlas es lo que nos va a llevar a mejores condiciones de vida", señaló.

En un auditorio repleto de familias provenientes de Xicotepec, Huachinango, Atempan, Camocuautla, Huitzilan, Atlixco, San Andrés Cholula, San Antonio Cañada, Tehuacán, Vicente Guerrero, Ajalpan,Eloxochitlán, Zoquitlán y Puebla, Alberto Jiménez Merino subrayó que el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto es que no haya mexicanos sin alimentos, por eso el propósito más importante de la Cruzada Nacional Contra el Hambre es que entre todos encontremos una forma para que las generaciones presentes tengan suficientes alimentos, pero sobretodo que los niños del mañana puedan tener mejores condiciones que la de sus padres.

Informó que en el Programa Integral de Capacitación SAGARPA aportó 9.5 MDP, que se complementaron con 30 MDP de la SEDESOL, para el establecimiento de los 7,500 huertos familiares y la capacitación de mil 800 familias.

Integrantes de las cinco agencias que participaron en 2013 llevando a cabo el Programa Integral de Capacitación dieron a conocer que alguna de las acciones desarrolladas consistió en capacitación en aulas, establecimiento de espacios demostrativos y asistencias técnicas mediante las cuales se logró establecer huertos de traspatio que ahora le permiten a miles de familias tener mayor disponibilidad de frutas y hortalizas.

También se realizó el ordenamiento de traspatio, con lo cual se logró disminuir las enfermedades animales, mejorando así la salud de las familias participantes.

De igual manera, se implementó un programa de capacitación para mejorar la producción de granos y forrajes, así como los métodos para su almacenamiento y conservación. Esto permite que en la actualidad los beneficiarios incrementen la productividad de sus parcelas y el aseguramiento de forraje para sus animales durante todo el año.

En el rubro de transformación y conservación de frutas y hortalizas, se realizaron talleres teórico-prácticos para dar valor agregado y disminuir las pérdidas post-cosechas de los cultivos. Con estas capacitaciones se ha logrado un mayor aseguramiento de alimentos, disminuyendo los índices de desnutrición de los infantes.

En el sistema de producción acuícolas, se aprendieron los métodos de producción de trucha-tilapia, por lo que la producción se vio aumentada en beneficio de las familias participantes.