Familias deben estar al pendiente para reforzar principios

Hay que alejarlos de los caminos que los conducen a la delincuencia, afirmó.
Familia
Es importante la unión de todos sus miembros. (Archivo)

Ecatepec

Después de asegurar que la iglesia católica hace su parte para difundir valores universales, cristianos, entre los grupos de niños y adolescentes, el vicario de la diócesis de esta localidad, Blas Flores Montes, hizo una llamado a todas las familias a estar pendientes de sus hijos para reforzar esos principios y en esa forma alejarlos de los caminos que conducen a la delincuencia y la drogadicción.

Al referirse a los trabajos realizados durante el Congreso Nacional de la Infancia y Adolescencia Misionera, celebrado recientemente en Toluca, el religioso sostuvo que el mensaje que se dio en este evento a niños y jóvenes "fue el de Dios, el de Jesús, buscando formar seres humanos en los valores y la moral cristiana".

Mencionó que no están trabajando en forma coordinada con otras instituciones en estos trabajos, "pero estamos abiertos, siempre y cuando la finalidad sea la de apoyar a niños y jóvenes que están en riesgo, tanto de caer en la delincuencia como en las adicciones".

Comentó que estas labores las vienen realizando desde siempre "para que nuestros niños y adolescentes conozcan que Dios está presente en sus vidas, para que tengan la esperanza de que una vez terminada su vida en la tierra, como gente de bien, van a tener la vida eterna; esa es la esperanza”.

Agregó que en todas las diócesis del país se trabaja en esa misión evangelizadora, llevándola hasta el último rincón de la colonia más lejana. Reconoció que “desafortunadamente” en algunas parroquias de Ecatepec “tenemos grupos muy pequeños de jóvenes con los cuales venimos organizando retiros, pláticas, invitándolos a realizar tareas de evangelización con otros adolescentes.

“El mensaje va en aumento y siempre hemos estado extendiendo la invitación para que se acerquen, que escuchen y luego lo difundan”, expuso el religioso.

Refirió que no se tiene coordinación con otras instituciones, ni sociales ni de la iniciativa privada, para ir juntos contra las drogas y la delincuencia “pero aquí siempre hemos estado abiertos, buscando que el in sea tener una sociedad más sana”.

Destacó que la familia ocupa un lugar primordial en el combate a las adicciones y la delincuencia “pues es ahí donde son los primeros responsables de la formación de sus hijos”.