A cuatro años de desaparición, familiares exigen justicia

Los afectados señalaron que han hecho todos los trámites, entregaron toda la documentación requerida, pero no han tenido una respuesta en la Procuraduría de Justicia.
Los familiares de Eduardo Neira González aseguraron que la autoridad no los busca y nadie les da información.
Los familiares de Eduardo Neira González aseguraron que la autoridad no los busca y nadie les da información. (Francisco Zúñiga )

Monterrey

Al completar el cuarto aniversario de la desaparición de Eduardo Neira González, su familia, apoyada por el Congreso Nacional Ciudadano, entregó un escrito en la Procuraduría de Justicia de Nuevo León a modo de protesta, porque la investigación del caso no presenta avances, nadie da información sobre éste y pareciera que "simplemente le han dado carpetazo al caso", dijeron los afectados.

El documento fue recibido por personal de la Oficialía de Partes.

Para el coordinador de Congreso Nacional, Gilberto Lozano, el caso de Eduardo se replica en decenas de desaparecidos más de los que se tienen registro en la entidad, pues la autoridad no los busca y ni siquiera brindan atención a los familiares.

La hermana de la víctima, Adriana Neira González, señaló que han hecho todos los trámites, entregaron toda la documentación requerida y en general todo lo que la autoridad les ha solicitado, pero no han tenido una respuesta en la Procuraduría de Justicia.

"Todo lo que queremos es que nos digan qué más tenemos que hacer para que lo encuentren", reclamó.

Por su parte, Gilberto Lozano lamentó que la justicia de Nuevo León solamente funcione con dinero de por medio y para protestar por ello, el activista improvisó un performance en la estatua de la diosa Themis (diosa romana de la justicia) frente al Palacio de Justicia, donde exhibió billetes.

Eduardo Neira González fue privado de su libertad el 5 de febrero de 2011, cuando un comando armado ingresó al bar del centro de Monterrey donde él se divertía. Aunque estaba acompañado por varios amigos, solamente a él lo secuestraron.