Los familiares se quejan del nulo avance de investigación

Las familias de los cazadores desaparecidos piden conclusiones del caso; no creen en exámenes de ADN hechos en Zacatecas.
Geny Romero muestra una pipeta con 100 miligramos de cenizas que, supuestamente, son de su marido, Ernesto Cordero.
Geny Romero muestra una pipeta con 100 miligramos de cenizas que, supuestamente, son de su marido, Ernesto Cordero. (Mauricio Contreras)

León, GTO.

Han pasado tres años desde que el grupo de siete cazadores leoneses desaparecieron en la Sierra de Morones, Zacatecas. Desde los primeros meses, se informó que los excursionistas fueron presuntamente asesinados por el crimen organizado; pero hasta el momento la Procuraduría General de la República (PGR), la de Zacatecas o la de Guanajuato no han dado un informe oficial.

Además, la misma autoridad militar no ha extendido la pensión correspondiente a la familia del subteniente retirado del Ejército, Ernesto Cordero Anguiano.

"Después de tres años el avance de las autoridades ha sido nada, nada de avances, no hemos recibido, ni llamadas, ni nada; hace como dos meses fuimos a México para ver qué más se puede hacer y nos dijeron lo de siempre, lo que todo mundo dice, que ya están muertos, eso ya lo sabemos, lo que queremos es que nos den algo nuevo, algunas pruebas para decir que la investigación está avanzando", platicó Geny Romero, esposa del ex militar desaparecido Ernesto Cordero Anguiano.

Lourdes Valdivia, Geny Romero y Alicia Rocha, esposas y una de ella madre del más joven de cuatro de los cazadores desaparecidos, José Javier Martínez, de 49 años, Ernesto Cordero Anguiano, de 41 años, José Diego Cordero Anguiano, de 50 años, y Juan Diego Cordero Valdivia de 24 años, de quienes no se ha dicho oficialmente que están muertos, siguen luchando hasta saber el paradero de cada uno de ellos.
En Zacatecas...

"Nosotros íbamos mucho a Zacatecas, pero no nos dicen nada nuevo, y ahora nos hemos enfocado más en ir a México, aunque ya no tenemos nada tampoco de ellos. El último día que tuvimos una entrevista con el procurador de Zacatecas, Arturo Nahle, fue el día que nos habló por teléfono para decirnos que habían encontrado los restos de mi esposo", agregó Geny Romero.

En septiembre del 2012, Geny Romero, recibió los resultados de las pruebas de ADN practicadas por los peritos de la Procuraduría de Zacatecas a los restos calcinados hallados en el predio Las Negritas del municipio de Calera, Zacatecas, que presuntamente pertenecen a su esposo, el subteniente retirado del Ejército, Ernesto Cordero Anguiano.

"Nos entregaron 100 miligramos de polvo en un tubo y ¿usted cree que va ser mi cuñado?, pero ¿cómo vas a creer eso?, no lo acepto porque un hombre que mide 1.79 (mts), ¿como le voy a creer?, que esto eran los restos óseos que habían encontrado y habían dado positivo en el ADN de Ernesto Cordero Anguiano, mi esposo, yo la verdad no les creí".

Geny tiene reservas sobre lo que le fue entregado, ya que asegura que el Procurador de Zacatecas, Arturo Nahle no le dio la cara.

"Cuando nosotros nos fuimos, el procurador de Zacatecas nunca nos dio la cara, él nunca estuvo presente al momento que nos entregaron los supuestos restos de mi esposo, no nos explicaron cómo hicieron el peritaje, ni cómo lo encontraron, el procurador solo les dijo que nos dieran todo lo que nosotros quisiéramos, que él no se iba a oponer, pero que no podía estar porque se tenía que ir a una reunión, así que eso da a pensar que oculta algo".

En Guanajuato...

En Guanajuato, pasa algo similar, el Gobernador Miguel Márquez Márquez no ha recibido a los familiares de los cazadores desaparecidos y el Procurador Carlos Zamarripa no ha dado la cara desde hace más de una año, según cuentas las esposas.

"Hace como un año y medio, cuando todavía estaba el gobernador Juan Manuel Oliva, fue cuando vimos a Zamarripa pero no nos dijo nada, desde esa fecha no los hemos vuelto a ver. Y a este gobernador que está, Márquez Márquez, no nos ha querido ni ver, solo lo conocemos por televisión".

Las esposas de los cazadores recibieron apoyo del Centro de Derechos Humanos Victoria Diez, de donde solicitaron al gobernador Miguel Márquez convocar a una nueva mesa de trabajo con las Procuradurías de Zacatecas y Guanajuato, pero no resultó.

Y la PGR...

"Cuando vamos a México, vamos a la PGR, en el área de secuestros que ahora es la SEIDO a que nos den información a cómo van las investigaciones y esta última vez nos dijeron que iban a llevar las investigaciones en el estado de Zacatecas y a Guanajuato", contó Lourdes Valdivia.

"Hemos ido y venido de todos los estados, haciendo nuestras propias investigaciones y es lo mismo en todos los estados, y esta última vez que fuimos les dije que por qué solo había encontrado un fragmento de una persona si iban ocho, entonces, ¿con los demás qué pasó? Todo se quedó en un fragmento, ¿y los demás?, según siguen investigando pero hasta el momento, después de tres años, el seguimiento del caso es el mismo y no nos dicen nada nuevo", dijo Valdivia.