Faltan espacios en aulas de Séptima Zona para hijos de policías militares

Quienes no tengan lugar serán acomodados en las escuelas cercanas  al campo militar.

Monterrey

Para el 1 de noviembre arribarán a Nuevo León los 3 mil elementos que integran la brigada de la Policía Militar con todo y sus familias, entre los que se encuentran más de mil pequeños en edad escolar.

Sin embargo, en el kínder, las dos escuelas primarias y en la secundaria que se encuentran al interior de la Séptima Zona, no hay espacio suficiente para ellos.

Actualmente son cerca de mil menores los que cursan primaria dentro del campo, pero con el arribo de más elementos la situación se complicará, reconoció el comandante, general Rigoberto García Cortés.

La mayoría de las familias provienen de San Miguel de los Jagüeyes, Estado de México y otras partes de la República.

“Vienen tres mil personas, mínimo mil de ellos vienen casados con familias, estamos viendo no sólo la oferta educativa aquí en el Campo Militar sino también en las áreas aledañas, en los municipios como Apodaca”, dijo.

El general Rigoberto García Cortés informó a MILENIO Monterrey que en conjunto con las autoridades educativas del Estado ya buscan en los planteles más cercanos fuera del campo militar.

“Hay un compromiso porque uno de los compromisos del señor Presidente de la República, es la educación de calidad y dentro de ellos los campos militares requieren esa educación de calidad para formar buenos ciudadanos, buenos mexicanos”, indicó.

Si bien los espacios necesarios no estarán listos para que los hijos de los militares retomen el ciclo escolar 2015-2016 en las instalaciones castrenses, se prevé que con el apoyo de las autoridades y de la Iniciativa Privada en un año estén edificados.