CRÓNICA | POR SANDRA SOSA

“Ya no puedo pagar el colegio de mi hijo”

La falta de empleo orilla a padres de familia a optar por escuelas públicas

Padre de familia se ha enfrentado a dificultades económicas para continuar pagando las colegiaturas
Padre de familia se ha enfrentado a dificultades económicas para continuar pagando las colegiaturas (Sandra Sosa)

Tampico

Ya no puedo pagar el colegio de mi hijo", respondió Marco Guzmán García, padre de familia que se ha enfrentado a dificultades económicas para continuar pagando las colegiaturas de su hijo menor, por tanto buscará la manera de inscribirlo en una escuela pública.

Faltan menos de quince días para el inicio de las clases y como cada año, los padres de familia deben decidir dónde estudiarán sus hijos, al mismo tiempo que los colegios inician una intensa campaña de oferta que pese a ello, las familias del sur de Tamaulipas no podrán solventar.

"Desde hace más de tres meses la situación laboral ya no es la misma, ya que durante este tiempo no he conseguido que en la empresa donde trabajo me autorice un nuevo contrato y por tanto cuando concluyó el ciclo escolar pasado pensé que sí podría continuar pagando escuela particular, pero no es así, ya no se puede", refirió.

Guzmán García, se desempeña en el corredor industrial en el área de mantenimiento y supervisión de zona, sin embargo desde hace algún tiempo ya no fue contratado ya que la empresa para la que trabaja no tiene nuevas vacantes.

Manifestó que inscribir a su hijo en una institución pública es una decisión difícil de tomar y aunque no está en contra de las escuelas públicas ya estaba acostumbrado al nivel de educación que estaba recibiendo.

En la misma situación se encuentra Silvia Rodríguez, madre de la niña Alejandra que cursaba preescolar en un colegio y que por crisis económica no cuenta con el recurso económico para que su pequeña hija continúe estudiando la primaria en un plantel privado.

"Estoy indecisa, porque como padres nos acostumbramos al colegio, pero es un hecho que tenemos problemas económicos porque todo ha subido de precio y hemos detectado que ya no alcanza el dinero para nada, no estamos sin empleo pero el salario que percibo sigue siendo el mismo de hace un par de años y pues difícilmente podré pagar una escuela privada", detalló.

Manifestó que la economía en el estado ha afectado a todos los sectores y uno de ellos es sin duda la educación en escuelas particulares.

Por tal motivo los padres de familia que se sienten afectados buscarán espacios para sus hijos en las diferentes escuelas de la zona sur.

Indicó que hacen falta escuelas, y sobre todo personal docente que atienda tales necesidades.

Los entrevistados concluyeron que de mejorar más adelante la situación económica, probablemente el próximo ciclo volverían sus hijos a colegios.


IMRJ