Se mantienen a obscuras colonias y ejidos de Torreón

En la carretera La Unión-La Partida a la altura del ejido La Unión, se puede ver un buen tramo donde ni siquiera se han colocado las bases y los arbotantes.

Torreón, Coahuila

Tal parece que a las autoridades municipales no les importa que existan colonias sin alumbrado ni pavimentación, ya que se siguen viendo los mismos sectores con la falta de estos servicios.

En la zona centro de Torreón siguen a oscuras las calles que ya se habían mencionado anteriormente como la Blanco, Ramos Arizpe, Ildefonso Fuentes, Matamoros, la colonia Moderna y la calle Acuña, entre otras.

La gente pide que el municipio de Torreón haga su trabajo como corresponde y como en algún momento prometieron que lo iban a hacer.

Desde hace ya algunos años los ejidos han estado también en el olvido, si en la ciudad el municipio no pone cartas en el asunto y se dedica a ver las problemáticas que existen, mucho menos en estos sectores y sus carreteras.

En la carretera La Unión-La Partida a la altura del ejido La Unión, se puede ver un buen tramo sin alumbrado, ni siquiera se han colocado las bases y los arbotantes, sitio donde se han registrado un sin número de accidentes por la falta de alumbrado.

En el fraccionamiento Anna, también existen muchas calles sin alumbrado, les falta buena pavimentación y además existe mucho pandillerismo en el sector y no hay patrullaje con regularidad.

Cabe mencionar, que comerciantes que se instalan en el mercadito de los lunes, dejan las calles convertidas en un verdadero basurero.

En el ejido y fraccionamiento La Paz, la carretera que va a ambos lugares tampoco tiene alumbrado y la gente debe caminar un buen tramo, pues en ocasiones los camiones no entran.

Ya ha habido reportes de asaltos en esta carretera, pero las autoridades nunca hacen nada a tiempo porque no hay constantes patrullajes.

La pavimentación es otro problema y los conductores prefieren circular en sentido contrario, con tal de evitar que sus vehículos resulten dañados por los pésimos caminos.

En la carretera Matamoros-La Partida, a la altura del ejido La Palma y en La Ciudad de los Niños, es un verdadero peligro para conductores, ciclistas y peatones, porque no hay luz a pesar de que cuando se remodeló la carretera se colocaron las luminarias pero jamás fueron encendidas.

En la Ciudad de los Niños, muchos conductores han sido interceptados por asaltantes ya que aprovechan la oscuridad y además los vehículos tienen que hacer semi alto por un enorme bordo que está en ese tramo.