Falta de resultados acaba con empleos

La evidente consecuencia de no haber acatado planes como el “2025” se ve en la ausencia de empresas y fuentes de trabajo
Poco se ha hecho por arreglar el “desorden” que se tiene en la ciudad.
Poco se ha hecho por arreglar el “desorden” que se tiene en la ciudad. (Redacción)

Ciudad Mante

Para la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) el principal problema de la mala economía del Mante, ha sido la total falta de coordinación entre los sectores activos del municipio y las autoridades en funciones, quienes en la mayoría de las ocasiones ignoran lo que se requiere para avanzar.


El director de la Canacope Juan Álvarez, dijo que desafortunadamente, ha habido en la última década, una serie de factores que han frenado totalmente el proyecto de progreso que se enmarcaba en el plan “Visión Mante 2025” y reiteró que el gran problema es que ya sea desde la Iniciativa Privada o el gobierno “cada quien trabaja por su lado”.


“Lo que nosotros percibimos en base a lo que nos dicen los compañeros es que hay una gran falla y esa es que la economía dependa directamente de las actividades primarias pero en una década no hay quien se haya preocupado por atraer industrias y fuentes que generen empleos en masa y que eleven el nivel de empleo y quienes estamos aquí no hemos podido porque no registramos buenos números, porque estamos en crisis permanente desde hace años y aunque intentamos superar esta situación no hemos avanzado”.


Dijo que el hecho de que lleguen empresas grandes, da a la ciudad más empleos y una mayor derrama económica que beneficia a todos, porque le da a los trabajadores un poder adquisitivo y eso incide directamente en la actividad comercial.


“Existe la sensación que en ocasiones las autoridades se olvidan del Mante, se los hemos hecho saber a los gobiernos estatal y municipal pero también al gobierno federal, les decimos que se requiere de atraer industrias u otros negocios que ayuden a que existe una derrama económica, pero como que en ocasiones no se hace el trabajo, porque vemos que en otros municipios de la entidad sí sucede y en El Mante no, entonces nos preguntamos qué está pasando pero no obtenemos respuestas concretas”.


Aseguró que El Mante es una buena opción para algunos inversionistas pero estos jamás llegarán solos, por lo que atraerlos, más el fortalecimiento del comercio y negocios a nivel local incrementará las posibilidades de que el municipio comience una etapa de progreso y no cerrar el círculo “2025” con resultados desastrosos.


Apuntó que en El Mante, se han hecho buenas cosas a la hora de ofrecer ventajas como ciudad para el establecimiento de empresas, pero la sensación generalizada es que “se hizo mucho pero no se ha logrado atraer nada por falta de capacidad de dependencias de desarrollo económico”, mientras que quienes están en calidad de empresarios, siguen cerrando sus empresas y despidiendo personal que el único destino que tiene es la informalidad o trabajos de salarios muy por debajo de las expectativas.


“Mientras sigue existiendo lentitud en el progreso, los nuevos negocios tienen una vida corta, se abren y tardan entre 3 y 6 meses para volver a cerrar sus puertas” afirma Alfredo Su Cabrera.


Es el presidente de la Canacope quien dice que las empresas no consiguen entrar a un panorama de estabilidad y terminan por sucumbir ante la falta de ventas, producto de la crisis por la que atraviesa el sector cañero, el mismo que se pensó, podría sostener la economía local durante años y ha entrado en una muy mala situación, al dejar de generar más de 300 millones de pesos para El Mante.


“Pensamos que esa bonanza del sector de la agroindustria azucarera iba a durar para siempre y ya vimos que no, pero nos hemos pasado muchos años sin diversificar nuestras opciones económicas y ya lo estamos viendo”, señaló.