Falta de difusión sepulta mercados municipales

Comerciantes, gobierno y oposición coinciden en que no hay publicidad para estos espacios comerciales.
El nuevo Mercado Corona todavía mantiene problemas en su infraestructura.
El nuevo Mercado Corona todavía mantiene problemas en su infraestructura. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Con 91 mercados municipales en operación, el Ayuntamiento de Guadalajara tiene el mismo número de casos que atender en temas que son completamente distintos, sin embargo, si hay algo que le duela casi de igual manera a estos espacios comerciales, es la falta de publicidad y difusión, algo que los debilita y les resta competitividad ante las grandes cadenas comerciales.

En una mesa de debate desarrollada en MILENIO RADIO, un representante de comerciantes, uno de la autoridad municipal y otro de la fracción opositora con mayoría en el Pleno tapatío, dieron su punto de vista sobre las condiciones actuales en que se encuentran los tradicionales mercados de Guadalajara, sobre los cuales coincidieron, “se están acabando”.

Margarita Mariscal Güereña, presidenta de locatarios del Mercado Mexicaltzingo, señaló que desde hace ya varios años “la queja de los mercados municipales es que no ha habido apoyo por parte de las autoridades en cuanto a difusión, beneficios y creación de infraestructura”, y por lo tanto, existe un rezago en estos espacios que son parte de la historia y cultura de la Perla Tapatía.

Agregó que existen comerciantes que no defienden estos lugares por el hecho de que ahí generan el sustento para toda una familia, sino que los motiva también el querer impulsarlos y no dejarlos morir. “La mayoría de los mercados ahorita subsisten gracias a un grupito muy reducido de personas que le echan las ganas y le meten aparte de su trabajo su dinero para que el mercado siga en función”.

La comerciante desde 1993 indicó que la oferta que tienen los mercados municipales es rica y diversa, pero “la difusión y promoción es algo que juega en contra, creo que debería haber un programa donde los mercados pudieran participar para difundir sus propios mercados, ya sea por radio, periódicos y redes sociales”.

Sobre el tema, el coordinador de la fracción edilicia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Sergio Otal Lobo, aceptó que los mercados “han sido completamente olvidados, la mayoría de los mercados están abandonados, los más alejados del centro están abandonados y desatendidos”. 

El regidor consideró que estos espacios son punto de encuentro, “donde la gente va a hacer sus compras diarias, consumir alimentos, sería importante que el ayuntamiento junto con los mercados pudieran hacer promoción para publicitarse”, aunque aceptó no tener preparada ninguna iniciativa al respecto.

Lamentó por otro lado que aunque existe la necesidad de los mercados para ser atendidos por la Administración, “el actual gobierno camina solo y eso hace que se les atore muchas cosas”.

Quien también coincidió en la falta de difusión de los mercados, fue el administrador del Mercado Corona, Javier Herrera, pero consideró que la postura del municipio es “establecer un punto de partida y mejorar cada uno de los mercados”, además de que negó que exista omisión por parte del actual gobierno: “sí he visto cambios, por ejemplo yo recibí un edificio con muchas fallas, se han arreglado áreas de comida, toldos, filtraciones”.

Agregó que hay problemas de obra en el Corona, como giros de vuelta muy reducidos en el estacionamiento o el camión de la basura no cabe en el depósito, y esto puede replicarse en otros espacios, por ello la importancia del diagnostico que ha elaborado el municipio.

El tema de los mercados municipales ha resultado polémico y está en el ojo del huracán desde el 4 de mayo de 2014, fecha en que se incendió el Corona; después de ello, algunos otros mercados han visto dañada su infraestructura o el propio Mercado Alcalde que también sufrió los embates del fuego el mes pasado, situaciones que no deberían preocupar a los comerciantes, estos, tendrían que estar distraídos atendiendo por ejemplo, a las familias que deciden ir a desayunar mientras leen el periódico este domingo.