Tensión entre obreros y polis por intento de desalojo

El predio El Manzanal, ocupado por más de 150 familias de obreros del ingenio azucarero, fue sitiado por policías estatales en apoyo a orden de desalojo que no se mostró.
Los elementos policíacos arribaron al lugar.
Los elementos policíacos arribaron al lugar. (Aristeo Abundis)

Pánuco

Tensión por posibilidad en enfrentamientos entre obreros y policías estatales se generó este miércoles en la colonia El Manzanal en el municipio de Pánuco, predio ocupado por obreros del ingenio azucarero donde ya están construidas 150 viviendas desde hace 5 años, acción generada por la presencia de 4 patrullas policíacas en apoyo a una persona que argumentaba tener orden de desalojo que nunca mostró pero que generó la molestia de las familias de obreros.

Al filo de las 08:00 horas la colonia El Manzanal frente a la unidad habitacional Antonio Ortiz Mena, ambas ocupadas por obreros del ingenio fue literalmente sitiada por policías estatales y según Oscar Cruz Ánimas secretario general de la Sección 116 de obreros azucareros, se argumentó una orden de desalojo a favor de una persona de nombre Hugo Aradillas, documento que sin embargo nunca fue mostrado lo que implicaba que se trataba de una acción irregular apoyada por la policía estatal.

Cruz Ánimas señaló que los habitantes de ese sector tienen conocimiento de que ya existen negociaciones para la escrituración del predio y que ya hay un acuerdo con quien reclama la propiedad pero esto es entre el ingenio azucarero y el demandante quienes ya realizaron transacciones económicas que invalidaron posibilidades de desalojos.

Destacó que este tipo de acciones de presión son demasiado peligrosas pues dijo que en caso de que los obreros decidieran apoyar a sus compañeros –más de 150 posesionados en el predio El Manzanal- serían cientos de participantes en defensa de sus derechos y esto podría degenerar en inconvenientes de enfrentamientos pues existe la certeza de legalidad en la posesión, acuerdo entre partes e incluso desde hace varios años el pago del impuesto predial a nombre de los ocupantes.

Finalmente el desalojo no fue realizado, todo quedó en un intento con gran tensión, el reclamante como propietario omitió dar declaraciones, la policía estatal solo argumentó estar en apoyo de un mandato judicial que no fue exhibido.