Fallece el periodista José María Mena

Este lunes fue víctima de un infarto al miocardio. Sus restos son cremados y mañana a partir de las 08:00 horas serán veladas sus cenizas en Gayosso de Torreón (Allende y calle 11). Descanse en paz.

Torreón, Coahuila

El periodista José María Mena Rentería falleció esta mañana a sus 67 años. Este sábado entregó su último texto al periódico hermano “Express” y lo vio publicado ayer. Ya no se recibirá la siguiente entrega.

Sus restos son cremados y mañana a partir de las 08:00 horas serán veladas sus cenizas en la Agencia Gayosso, ubicada en la avenida Allende y calle 11.

Posteriormente se ofrecerá una misa a las 18:00 horas y por la noche su familia llevará sus cenizas a su hogar.

Pese a ser operado del corazón, volvió a la actividad periodística.

El estupendo periodista, el gran amigo, el amante del buen vivir, el buen comer y el buen beber, cocinero y anfitrión de gran nivel, fue un hombre correcto hasta en su último suspiro, cuando al ser víctima de un infarto al miocardio, se orilló mientras manejaba en una calle de Torreón.

Fue caricaturista en La Opinión Monclova, donde inició su labor periodística en 1976, luego fue reportero en varios municipios como Frontera, Saltillo, Sabinas, Nueva Rosita, Piedras Negras y Torreón.

También se le recordará por ser un incomparable amigo y compañero de trabajo, supo escuchar y orientar a sus colegas. Fue amante de las bromas sanas que se extrañarán en la redacción lagunera.

“Aquí voy a estar, si se le ofrece algo más, me busca por favor”, decía.

Luego de finalizar su trabajo en la redacción decía gentilmente: “bueno, hasta mañana” y a coro le respondían los reporteros  ¿Yaaa? Entonces él replicaba en broma “yo sí vine a trabajar”.

Gran defensor de su trabajo y la comunidad

Don Eduardo Elizalde le dio la primera oportunidad en el periodismo y luego lo invitó a  participar en otros medios de comunicación del Estado.

Fue su compañero de correrías por los restaurantes de la región como el desaparecido “Doña Julia” y el lerdense “Conchita”, donde Chema gustaba de compartir con sus amigos.

En 1983 entró a La Opinión (ahora Milenio) como editor en el turno vespertino, a quien llamaban cariñosamente “Topolino”. Trabajó como reportero de cultura donde fue conocido por su bonhomía y su celo para defender a su medio de trabajo.

Inició su labor en 1976, como caricaturista de La Opinión Monclova. 

Defensor de las tradiciones laguneras, del “Plan MEVA” de Mario Enrique Vázquez Ávila, así como también del quehacer cultural. Afán que lo llevó a ser editor de un suplemento anual sobre el "Festival de las Etnias".

Además fue un enamorado de los temas regionales y defendió con ahínco tanto a los ejidatarios como a los vecinos de Matamoros, Viesca y otras ciudades de la Comarca, sentimiento que lo llevó a escribir “Los Murales de la Presidencia Municipal de Torreón”.

Su carrera periodística se vio interrumpida a principios de siglo, cuando fue operado del corazón, pero él estaba hecho para vivir en la redacción y volvió a la actividad como colaborador de medios en “Express” de la familia Milenio, la revista “Progreso de Torreón” y “ El Periódico de Saltillo”.

Cabe señalar que le sobrevive su esposa Rosa  María Jiménez y sus hijos Jesús, Jorge y Gabriela. Descanse en paz nuestro compañero José María Mena Rentería.

“El señor Mena era un anecdotario”

Entre sus antiguos compañeros de trabajo está Luis Alatorre, quien se expresó así de Chema:

“Lo conocí cuando colaborada con Eduardo Elizalde en el vespertino “Hoy”, ahí llegaba el señor Mena que era un anecdotario. Luego lo volví a ver en La Opinión, con el consejo siempre listo para darlo sin otro interés que ser amigo”, dijo.

Agregó que guarda gratos recuerdos de él, pues fue una persona que nunca falló a su labor con su expresión tan simple y correcta.

“Se va con él una parte de la experiencia que compartió con todos los que le conocimos”, manifestó.

“Escribía para la comunidad”

Domingo López Bustos, también compañero en la redacción, expresó que tenía una forma muy peculiar de escribir ya que lo hacía siempre para la comunidad, para los campesinos.

“Le gustaba mucho la cocina, sobre todo la cantonesa. Era una persona muy cálida, nos reunía cada semana a compartir la carne asada. Se le va a extrañar mucho”, añadió.

“Luchó siempre por la gente"

Por su parte el director del periódico “Express”, Luis Walter Juárez, refirió que Mena Rentería era un hombre al que siempre le gustó la cultura y defendía la postura de solucionar la falta de agua en La Laguna, además luchó siempre por la gente de Matamoros y Viesca.

Enfatizó que fue un gran amigo y un gran cocinero “me explicaba cómo hacer algunos platillos especiales”.

“Fue un gran hombre y compañero, tenía mucha educación, se expresaba de una forma muy amplia. Trabajé muchos años con él, hacía revistas, documentales sobre cultura y temas de interés para todos”, puntualizó.