Iglesia pide atender extorsiones telefónicas

Las amenazas a alcaldes demuestran que la inseguridad continúa, opina el vicario general de la Arquidiócesis, José Francisco Gómez Hinojosa.

Monterrey

Los intentos de extorsión a alcaldes de la zona metropolitana evidencian que el problema de la inseguridad en Nuevo León aún no concluye y las autoridades deben poner atención en ello.

El Gobierno del Estado dio a conocer la semana pasada que al menos tres alcaldes han sido víctimas de intentos de extorsión, e incluso, en algunos casos, las llamadas han incluido amenazas de muerte.

Para la Iglesia católica de Monterrey, esta situación evidencia que el crimen organizado y la inseguridad no han terminado en Nuevo León, y por ello deben redoblarse los esfuerzos.

José Francisco Gómez Hinojosa, vicario general de la Arquidiócesis de Monterrey, señaló que aunque esta situación es lamentable, las autoridades no deben tener miedo y deben continuar con su tarea de combatir el crimen de la mejor manera posible, a fin de que no afecte a la sociedad en general.

“Pues es una manifestación de que todavía la inseguridad y el crimen organizado, pues no han podido ser abatidos de manera completa, es lamentable y comprendemos que las autoridades tengan que pasar por esta situación de temor, pero como lo decía en la homilía, no hay que tener miedo y hay que enfrentar nuestras responsabilidades de la mejor manera posible”, manifestó.

En contraparte, el vicario general de la Arquidiócesis de Monterrey, quien este domingo ofreció la tradicional misa dominical en Catedral en ausencia del arzobispo Rogelio Cabrera López, dijo que hasta el momento no se tiene conocimiento de ningún párroco que haya sido víctima también de este delito.

Gómez Hinojosa señaló que continúan siendo respetados entre la población y en la simpatía de los ciudadanos, y ésa podría ser la razón por la que hasta la fecha ninguna extorsión haya sido denunciada por parte de la Iglesia católica de Monterrey.

“No, hasta ahorita no, no tengo yo esa información, y no creo, normalmente nuestro servicio es muy cercano a la gente, estamos muy cercanos a todo tipo de problemática y creo que todavía pues gozamos de simpatía y respeto de la población, gracias a Dios”, señaló.