Extorsionan a jaliscienses desde el penal de Tamaulipas

Los delincuentes les dijeron que otros parientes se encontraban secuestrados.

San Luis Potosí

Desde el interior de un penal de Tamaulipas delincuentes intentaron extorsionar a una familia de un municipio de Jalisco con el cuento de que otros parientes se encontraban secuestrados.

Dos mujeres viajaron hasta San Luis Potosí y ahí fueron rescatadas por agentes de la Policía Ministerial dentro de un hotel.

La Procuraduría General de Justicia del Estado potosino informó que los hechos ocurrieron en Ojuelos, Jalisco y fueron reportados inicialmente a militares con base en esa localidad, mismos que pidieron la colaboración con autoridades potosinas pues se creía que las dos mujeres que estaban siendo víctima del ilícito habían viajado a esta entidad, por la cercanía con ese municipio.

Los ministeriales acudieron a la Terminal Terrestre Potosina y en taquillas fueron informados que las mujeres sí llegaron a esta ciudad capital pero ya se habían retirado de ahí.

De inmediato se implementó un operativo para la búsqueda de las afectadas en los distintos hoteles y moteles de la zona metropolitana, iniciando por los que se encontraban a los alrededores de la misma central de autobuses.

Minutos después, las víctimas fueron localizadas en la habitación 210 de un hotel ubicado en la Carretera Central kilómetro 426 de la Zona Industrial.

Fueron abordadas y se les explicó que iban en su auxilio. Una vez repuestas de la impresión y la presión que tenían desde horas antes, explicaron que al estar en su casa recibieron una llamada donde les indicaban que uno de sus familiares se encontraba privado de la libertad y las amenazaron para que hicieran todo lo que les pidieran porque de lo contrario le harían daño.

Viajaron a San Luis Potosí y pagaron habitación en el hotel, temerosas de que mataran a su pariente supuestamente secuestrado.

Después de verificar vía telefónica que su familiar se encontraba en perfectas condiciones se dieron cuenta que todo se trataba de un intento de extorsión telefónica y que sus parientes también habían recibido varias llamadas pero con versiones distintas, en las que el objetivo principal era obtener dinero.

Las mujeres fueron llevadas a Ojuelos para que dieran la declaración formal de los hechos.

La PGJE señaló que se investigó la procedencia del número del que hicieron las llamadas y éstas provenían del interior de un penal de Tamaulipas, sin especificar de cual municipio.

Reiteraron el exhorto para no caer en este tipo de ilícitos y denunciarlos.