"Explotan" a la Selección Mexicana y futbolistas en la Quema de Judas

Desde el "Tri" hasta el Puebla de La Franja, pasando por futbolistas como Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, en Puebla queman a los "traidores" o "Judas" en Sábado de Gloria.

Puebla

Una decena de muñecos de cartón, carrizo y pólvora con los nombres de la Selección Mexicana de Fútbol, del equipo Puebla FC y hasta del seleccionado argentino, Lionel Messi, jugador del Barcelona; así como de la ex presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo Morales, y actores como Diego Luna, ardieron en la tradicional Quema de Judas realizada en el Barrio del Artista de la ciudad de Puebla.

Como parte de la tradición, en el barrio ubicado unas calles del primer cuadro de la ciudad de Puebla se "queman" a los "traidores" o a los "Judas" del país y del estado.

En la lista de políticos aparecieron los nombres del presidente de México, Enrique Peña Nieto; del ex mandatario, Mario Marín Torres; y del Senador, Manuel Bartlett; asimismo, fue quemado un muñeco con las siglas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD)

A partir de las 10:30 horas, comenzaron a ser quemados cada uno de los 10 muñecos con los nombres de actores nacionales y locales. Con una improvisada antorcha, los integrantes del Barrio del Artista fueron encendiendo las figuras de cartón, carrizo y pólvora.

En menos de un minuto, cada uno de los muñecos fue explotando ante cientos de personas, quienes escucharon el sonido de los chifladores y cohetes colocados en los muñecos.

Rafael Méndez Gil, representante de los integrantes del Barrio del Artista, resaltó que cada año se realiza la tradicional "Quema de Judas" en el Sábado Santo, antes Sábado de Gloria.

"Fueron 10 las figuras que se quemaron y cada una llevaba nombres de políticos, actores, partidos políticos, de la selección mexicana, de futbolistas y de compañeros del mismo barrio", apuntó.

Recordó que la "Quema de Judas" es una tradición que suma más de 75 años y pese a las dificultades económicas, cada Sábado de Gloria se realizan cooperaciones para poder cumplir con las figuras que ardieron en unos cuantos segundos.

"Es una tradición que tiene más de 75 años. Parecía perderse pero ahora está resurgiendo. Vemos cada vez a más personas que nos acompañan. Cada uno de los integrantes nos cooperamos para comprar los muñecos y hacerlos que se quemen", destacó Méndez Gil.

Señaló que la tradición representa el triunfo del bien sobre el mal pese a la traición. "La quema de Judas data de la época de la Colonia. Servía para evangelizar a los indígenas. Representa el triunfo del bien sobre el mal, por eso la figura era un diablo, aunque desde hace algunos años se optó por muñecos de políticos, artistas y diferentes personajes", finalizó.