Vándalos dejan explosivo casero en escuela de Reynosa

La bomba fue creada con un embase pet, acido muriático y papela aluminio, lo que al agitarse produce un estruendo, además de la liberación de los gases.
Explosivo casero
Explosivo casero (Verónica Cruz)

Reynosa

Afortunadamente no hubo daños que lamentar tras el artefacto explosivo "casero" que se encontró en la Secundaria Federal 56 de la colonia Arco Iris, y que obligo a las autoridades del plantel solicitar la asistencia de Protección Civil de esta localidad.

El director de la dependencia Carlos Leal López informó que se trato de un acto de vandalismo que no paso a mayores pero movilizó a los cuerpos de emergencia para su pronta desactivación.

"No hubo daños, ni a personas ni a la institución fueron unos jóvenes vándalos sin escrúpulos que al pasar y con la intensión de verificar que este mecanismo de uso casero pudiera funcionar lo lanzaron hacia una de las jardineras, pero afortunadamente las autoridades educativas actuaron de manera correcta con los protocolos de seguridad", explicó.

Leal López destacó que este tipo de bromas pesadas hechas con una combinación de ácido muriático y aluminio, no son comunes en los planteles de esta localidad sin embargo alerta a las autoridades para implementar protocolos de seguridad para salvaguardar la integridad física de los estudiantes, así como del personal docente y administrativo.

"Se acordonó el área por parte de las autoridades de protección civil y personal del heroico cuerpo de bomberos quien reviso este tipo de artefactos de uso casero y simplemente lo que se procedió fue a desactivarlo para evitar que en ese segundo explotara", comentó el funcionario.

Cabe mencionar que según datos de la PGR, los artefactos confeccionados con un envase pet rellenos de ácido muriático y un trozo de papel laminado de aluminio, cuya reacción al agitarse e impactar explota con un margen de alcance menor y solo produce ruido al expandirse los gases dentro del recipiente, es un acto de vándalos que alerta a las autoridades a estar pendientes de la situación.