Existen rutas “pirata” por no aplicar la Ley de Movilidad: Alberto Galarza

El coordinador del Observatorio Ciudadano de Movilidad y Transporte, señaló que los usuarios del transporte público se suban a las rutas “disfrazadas” no cuentan con seguridad social

Guadalajara

El coordinador del Observatorio Ciudadano de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco, señaló que los usuarios del transporte público se suban a las rutas “disfrazadas” no cuentan con seguridad social

El que rutas “piratas” den servicio de manera disfrazadas de la ruta 380 sobre el anillo periférico de Guadalajara es un claro ejemplo de que la propia autoridad no aplica la Ley de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco, señaló Alberto Galarza, coordinador del Observatorio Ciudadano de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco. 

“Habría que preguntarle a la Dirección de Transporte Público de la Secretaría de Movilidad (Semov) qué está haciendo al respecto. Refuerzo el tema de la no aplicación de la ley. Primero, ¿cómo sabes que son piratas si no tienen un padrón completo del transporte? Ahora, las localizas como piratas ¿qué está haciendo la Dirección de Transporte para retirarla?”, explicó Galarza. 

El que los usuarios del transporte público se suban a las rutas “disfrazadas” implica que no cuenten con seguridad social en caso de haber un accidente y se requiera una reparación del daño. 

Alberto Galarza indicó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ha sido omisa para regular las rutas que cuentan con permisos federales por lo que ha dichos derroteros operar otorgando mal servicio a los usuarios del transporte. 

MILENIO JALISCO le dio a conocer que diferentes camiones pertenecientes a las empresas Integrados Santa Lucía Tlajomulco S.A. de C.V. y Transportes Tlajomulco Servicio Villegas S.A. de C.V. otorgar servicio de manera “disfrazada” de la ruta 380 por lo que son señalados por competir de manera desleal. 

Los camiones que pertenecen a la ruta 186 se han salido de su derrotero, pintan el número 380 en los cristales y levantan pasaje en un tramo de 25 kilómetros sin siquiera terminar la ruta completa y dejando a los usuarios a medio camino de su destino.