Exigen liberación de detenidos en Victoria

Vecinos relatan a Milenio Puebla la serie de asaltos, secuestros y asesinatos que se han cometido en el municipio, donde los policías municipales no han socorrido a la población

Guadalupe Victoria

Los habitantes de Guadalupe Victoria mantienen sus quejas contra el alcalde Felipe Cortés Hernández, contra quien hicieron dos manifestaciones por la inseguridad en la que se encuentra el municipio, mientras recuerdan y dan testimonio sobre los crímenes que las autoridades no han esclarecido.

Los familiares de Ernesto Osorio Cervantes, asesinado el lunes pasado, narraron a Milenio Puebla que previo al homicidio el occiso y otros miembros de su familia fueron víctimas de la delincuencia y fueron ignorados por las autoridades.

Señalaron que semanas previas al homicidio, un sujeto identificado con un delincuente , lo amenazó varias veces en su negocio a raíz de una problema personal.

Relataron que el sujeto estaba en estado de ebriedad y trató de agredir a un menor de edad quien salió corriendo y se metió a la dulcería de Osorio Cervantes para esconderse lo que molestó al sujeto quien trató de asaltar el negocio.

Aunque pidieron el apoyo de la Policía Municipal nunca llegaron, por lo que Osorio Cervantes fue a la comandancia a reclamar a los uniformados por no hacer algo, como respuesta obtuvo una golpiza de los policías.

Posteriormente, la dulcería de su propiedad fue asaltada, los delincuentes tuvieron tiempo para hacer un boquete en la pared, a pesar de estar a unas calles de la comandancia de la Policía Municipal lo uniformados no se enteraron del robo.

Esa misma semana a otro de los hermanos lo balearon cuando regresaba a su domicilio, los hechos ocurrieron en la carretera que conduce a Guadalupe Victoria.

Un vehículo con vidrios polarizados se le emparejó y un sujeto le hizo señas para que se detuviera, al darse cuenta que sería atracado aceleró para evadir a los delincuentes quienes dispararon en tres ocasiones.

Cuando presentó la denuncia le dijeron que en tres días peritos de la dependencia irían a su domicilio para ampliar las investigaciones. No volvió a saber de ellos.

MÁS DENUNCIAS

De forma anónima, un familiar de la mujer asesinada a puñaladas en su domicilio relató que desde el día de los hechos la casa quedó asegurada, no se han hecho más diligencias y los delincuentes siguen libres "hasta se han de reír de nosotros".

Señaló que es doloroso y genera un sentimiento de impotencia que un grupo de delincuentes echen a perder la vida de una familia por robar algunas pertenencias.

Angélica Mendoza fue asesinada a puñaladas el pasado 5 de octubre dentro de su domicilio durante un atraco, fue descubierta por sus familiares quienes avisaron a las autoridades quienes tardaron más de seis horas en hacer el levantamiento de cadáver y aún no hay detenidos por los hechos.

La habitante exigió a las autoridades que regrese la tranquilidad que durante mucho tiempo existió en ese municipio.

Entre los vecinos recuerdan una serie de homicidios y atracos que no fueron esclarecidos en los últimos años.

Señalan que nunca se esclareció en caso del secuestro y asesinato de un vecino del municipio identificado como Carlos Rivera Carreño. Y a la lista se suma el nombre de Massimo Di Nardo, un hombre de origen italiano quien fue asesinado durante un secuestro.

Otro habitante que fue asesinado y cuyo crimen no fue resuelto fue el de Amado Flores quien fue secuestrado y muerto para robarle un vehículos.

Hace 15 días otro poblador fue seguido desde Gaudalupe Victoria, cuando salió a carretera fue sorprendido por los delincuentes quienes lo dejaron amarrado debajo de un puente.

Además de atracos violentos como el ocurrido contra una sucursal de Banco Azteca ubicada en Guadalupe Victoria, los delincuentes se llevaron el dinero sin que un solo policía llegara al lugar.

Al día siguiente un grupo armado entró al municipio y atracó a personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) encargados del cobró de la luz de la zona.

Estos atracos ocurrieron en la misma semana que la familia Osorio Cervantes fue víctima de la delincuencia.

Este día será sepultado Ernesto Osorio Cervantes por sus familiares quienes decidieron velarlo por dos días pues esté 7 de noviembre era su cumpleaños.

El hombre dejó una menor de edad en la orfandad de quien se hacía cargo de su manutención, pues no estaba casado con la madre de la menor.

EL PUEBLO CONTRA EL ALCALDE

Luego de que el pasado 4 de noviembre lo habitantes de Guadalupe Victoria quemaran la presidencia municipal, así como la casa del alcalde Felipe Cortés Hernández y una clínica de su propiedad, los pobladores hicieron dos manifestaciones contra el alcalde y para exigir la libertad de los detenidos.

Por la mañana un grupo se presentó a Casa Aguayo, cede de la Secretaría General de Gobierno, para exigir la liberación de los detenidos, ahí sólo les informaron que el asunto estaba en manos de la PGJ.

En la PGJ sólo les confirmaron la detención de cinco personas, pero que no habría más información hasta que venciera el plazo de las 48 horas para determinar su situación jurídica.

Por la tarde, en el centro de Guadalupe Victoria los pobladores aseguraron que sus familiares fueron detenidos con engaños por elementos de la Policía Ministerial.

Zenón Romero, hijo de uno de los detenidos, aseguró que a su padre lo fueron a ver los agentes y le dijeron que sólo querían platicar con él, 15 minutos hablaron con él por teléfono y les dije estaba bien y que en unos minutos iría a su casa, sin embargo horas después le informaron que su padre estaba detenido.

Una mujer aseguró que su hermano es taxista y que el día de los hechos estaba trabajando y que hay personas que son testigos de la hora en la que fue a guardar su vehículo de trabajo.

Exigieron al gobierno del estado no continuar con lo que llamaron una cacería en contra de los habitantes y primero las autoridades esclarezcan los crímenes que tienen pendientes: "una vida no se compara con los daños que se causaron a la presidencia".

Exigen salida del edil

Familiares y vecinos de las cinco personas detenidas por su supuesta participación en la quema de la alcaldía, patrullas, cajeros automáticos, así como de la vivienda y clínica del edil del municipio de Guadalupe Victoria, Felipe Cortés Hernández, exigieron al gobierno estatal su liberación, pues aseguraron que fueron aprehendidos sin pruebas.

Cerca de 40 personas arribaron a Casa Aguayo para pedir un encuentro con el titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Luis Maldonado Venegas, y exigir la liberación de los detenidos.

Solicitaron su intervención para destituir al alcalde, a quien acusaron de no atender las necesidades del municipio, pues desde su llegada los índices de delincuencia aumentaron, siendo el robo y el secuestro los delitos más comunes en la demarcación.

En entrevista, Sonia Espinosa, esposa de uno de los cinco detenidos por su participación en la quema de los inmuebles, detalló que su cónyuge sólo iba pasando por la zona, razón por lo que lo detuvieron sin prueba alguna

En tanto, Ana Celia, tía de Angélica Mendoza Juárez, quien el pasado 6 de octubre fue hallada muerta con 43 puñaladas, lamentó que las autoridades hayan detenido a gente inocente, y que los responsables del homicidio de su pariente y del muchacho sigan en libertad.

Denuncian en redes sociales la violencia

Cibernautas abrieron un frente vía Internet, a través de redes sociales, para exigir paz y justicia en el municipio de Guadalupe Victoria, donde dan cuenta de secuestros, robos con violencia y homicidios en el lugar. En los últimos dos días fue creada una página en Facebook titulada “Digamos Basta Juntos Guadalupe Victoria Puebla” y un hashtag #DigamosBastajuntosGVP en Twitter.

Los mismos usuarios advirtieron que el alcalde Felipe Cortés Hernández elaboró una lista de pobladores, de los que se ha iniciado su búsqueda para su detención. Al respecto hicieron el llamado a los habitantes a tramitar amparos y a no tener miedo a la autoridad, porque lo que están haciendo es solicitar que se acabe la inseguridad.

La iniciativa de ciudadanos de abrir frente vía redes sociales fue a raíz del asesinato de Ernesto Osorio Cervantes, lo que provocó la ira de la población que el pasado lunes por la noche incendió la Presidencia, seis vehículos y la clínica y la casa propiedad del alcalde Felipe Cortés.

En menos de 24 horas de haberse creado la página (fanpage) en Facebook, un total de 775 usuarios de la red social dieron clic en “me gusta” y comenzaron a hacer comentarios sobre la violencia que priva en el municipio.

“Esta es una página creada para los habitantes inconformes de este municipio, para accionar por este medio y hacernos escuchar... Publiquen fotos y vídeos”, se lee en la misma.

“Pero sigamos dando seguimiento a esta situación, ya que se está elaborando una lista por parte del presidente para ‘levantar’ a todos los organizadores, que en su afán de apoyar a la ciudadanía están siendo amenazados por estos personajes... denuncien este hecho... denuncien y levanten amparos para que se tengan antecedentes de las verdaderas acciones que se están tomando para silenciar un pueblo”, abundó.

En Twitter algunos usuarios han publicado en el hashtag #DigamosBastajuntosGVP: No a la violencia, No más asaltos, No más violaciones.