Exigen clausura de obra negra llamada Plaza Bicentenario

Aseguran quejosos que constituye un severo riesgo para la población
Ciudadanos protestaron frente a Plaza Bicentenario para exigir al gobierno estatal, la clausura definitiva de dicha obra donde presuntamente murió una menor.
Ciudadanos protestaron frente a Plaza Bicentenario para exigir al gobierno estatal, la clausura definitiva de dicha obra donde presuntamente murió una menor. (Foto: Javier Conde)

Tlaxcala

Un grupo ciudadanos se congregó frente al "elefante blanco" llamado Plaza Bicentenario, que se construyó en el sexenio del gobernador Héctor Ortiz Ortiz para exigir que sea clausurado definitivamente ante el riesgo que constituye para la población.

Los manifestantes, señalaron que en días pasados ocurrió un fatal accidente dentro de dicha obra que fue suspendida desde 2010, ya que la posesión del inmueble está en litigio, debido a que una menor cayó y al parecer falleció a causa de las lesiones.

En un acto inusual, los inconformes que portaban cartulinas en señal de protesta comentaron a los medios de comunicación que desgraciadamente dicha obra sólo ha servido como refugio de

drogadictos y para que algunas parejas hagan el sexo.

Cabe señalar que el gobierno que encabezó Ortiz Ortiz, supuestamente gastó 400 millones de pesos para la concreción de dicho proyecto, pero a decir de esta administración dicho proyecto estuvo plagado de severas irregularidades y sobre todo de presuntos actos de corrupción.

A decir de los ciudadanos que protestaron dicha obra negra representa un serio peligro para los ciudadanos, pues saben perfectamente que el gobierno de Mariano González Zarur, ha determinado paralizar los trabajos.

Lo cierto, es que ninguno de los quejosos quiso proporcionar su nombre debido a las posibles represalias sobre todo que provengan de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), que está muy interesada en recuperar dicho inmueble entregado a comodato.

En las pancartas, los familiares y amigos de la joven de nombre Samantha que supuestamente ahí murió la recordaron como una buena persona y lamentaron el hecho de que dentro del inmueble no haya un cerco que evite el ingreso de personas.