Exige la familia que se esclarezca el homicidio de 1994

Acuden a ceremonia en el PRI hidalguense.
Luis Romero Colosio: “sigue habiendo muchas cosas que nos faltan en México...”.
Luis Romero Colosio: “sigue habiendo muchas cosas que nos faltan en México...”. (Arturo González)

Pachuca

El hermano de Luis Donaldo Colosio Murrieta, Luis Romeo, dijo coincidir con la postura de su familia sobre el caso de su hermano, es decir, que se esclarezca el homicidio: “mi padre (Luis Colosio Fernández) que era la voz de la familia, él ya falleció, creo que él respondió en varias ocasiones, creo que todos compartimos su forma de pensar, toda la familia”.

El entonces candidato a la presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Luis Donaldo Colosio Murrieta, fue asesinado el 23 de marzo de 1994 en Lomas Taurinas, Tijuana. Mario Aburto Martínez, fue señalado como el único autor intelectual y material del asesinato.

“¿Estas conforme tú?”, respondió Luis Romeo Colosio a la pregunta de si a 20 años del asesinato de su hermano su familia estaba conforme con los resultados de las investigaciones realizadas por la Procuraduría General de la República (PGR).

En su visita a Hidalgo, con motivo de la conmemoración del vigésimo aniversario luctuoso de su hermano, que celebró ayer el PRI en la sede estatal, se mostró evasivo ante los cuestionamientos del caso.

“Pregúntame cosas más gratas”, dijo ante la insistencia en el tema por los medios de comunicación.

Sobre el hecho de si fue un solo asesino quien privó de la vida a su hermano, mantuvo su postura: “no puedo opinar al respecto, no soy yo autoridad”.

En cuanto a si es oportuno reabrir el expediente del caso 20 años después de lo sucedido en Lomas Taurinas, Tijuana, únicamente atinó a comentar: “no sabría decirle”.

Por otra parte, sobre la célebre frase de Luis Donaldo Colosio el 6 de marzo de 1994 en el Monumento a la Revolución en la Ciudad de México de “yo veo un México con hambre y con sed de justicia”, Luis Romeo consideró aún hacen falta muchas cosas en el país.

“Sigue habiendo muchas cosas que nos faltan en México y hay que todos poner nuestro granito de arena y trabajar por ello. Trabajar más duro en todos los frentes, trabajando, estudiando, todo el quehacer humano que tengamos que hacer”, sostuvo.

Por su parte, María Angélica Luna Parra, directora del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), quien estuviera cerca de Luis Donaldo Colosio en su campaña presidencial en 1994, señaló que balas del odio privaron su vida.

Sin embargo, sobre quiénes estuvieron detrás de la muerte de Colosio, Luna Parra evadió hablar del tema.

En la conferencia magistral “Colosio, protagonista del a transición democrática” que ofreció en la sede estatal del PRI, recordó que el inició de su campaña presidencial fue en Hidalgo.

“Hace 20 años un gran candidato a la presidencia, Luis Donaldo Colosio iniciaba aquí en este estado su campaña a la presidencia. El 10 de enero llegó hasta Huejutla para arraigar desde esa región su profundo compromiso en la lucha contra el abandono y la pobreza. Aquí en este estado de Hidalgo, emocionado con su tierra, con la diversidad de sus paisajes y con su gente convocó a un gran cambio”, sostuvo.

Recordó que en Huejutla Colosio le dijo a la gente: “les propongo una auténtica reforma desde las regiones, desde el sentimiento de cada comunidad, que tenga como centro de todos nuestros afanes el bienestar y la dignidad del hombre”.

María Angélica Luna agregó que ese era el eje de la visión de Luis Donaldo, “esa fue la tesis que pudo cambiar la forma de hacer política, la forma del quehacer público, la forma de su proyecto gubernamental”.

En presencia de la militancia priista, comentó que Colosio no solo visitó Huejutla, sino también Pachuca y el municipio de Ixmiquilpan.

“Desde Huejutla y en su recorrido de tres días por este estado de Hidalgo Colosio definía ya y cada vez con más fuerza, las tesis centrales de su campaña, de su estilo personal de diálogo y de gobierno, de abrazo fraterno con la gente que se le acercaba”, refirió.

Agregó que desde los primeros días de su campaña Luis Donaldo clamaba por un nuevo equilibrio de la República, “basado en la convicción que le acompañó siempre que era la fuerza de las regiones”.