Exige disculpa pública joven detenido arbitrariamente

Javier Martín denunció haber sido detenido sin razón, además de haber sido golpeado durante la “revisión de rutina”
Exige disculpa pública joven detenido arbitrariamente
Imagen tomada del video difundido en redes sociales. (Imagen tomada de video difundido en redes sociales. )

Tijuana

Javier Martín Rodelo, el joven detenido supuestamente de manera arbitraria, exige una disculpa pública a los policías que asegura le estrellaron una mano contra la pared, le doblaron el brazo y además lo patearon durante una “revisión de rutina”.  

A un día de la supuesta detención y abuso de autoridad, el incidente se hizo publicó a través de unvideo difundido en redes sociales que compartieron decenas de internautas.

Tiene 24 años y el pasado lunes era su primer día de trabajo en una cafetería ubicada en las inmediaciones del Palacio Municipal, en Zona Río.

“Regresaba de una entrega y me pasé de lado; como iba tarareando y cantando, uno de ellos pide que me regrese y me regreso, pide la revisión, entonces yo le dije ¿Por qué? 'Es de rutina', me dijo; entonces yo le dije '¿Qué clase de rutina?' y automáticamente me dijo ‘no te resistas’ ‘no me estoy resistiendo, sólo quiero saber por qué’; entonces ya se comportó más rudo, uno de ellos me jaló. Cuando pasé entre ellos pasé corriendo porque estaba revisando más personas”, narra el joven.

Según recuerda, eran cerca de las 17:00 horas cuando al menos dos agentes de la Policía Comercial que estaban en bicicletas, lo llevaron por la fuerza contra la pared del Instituto de Cultura en Baja California (ICBC), ubicada a unos metros de su trabajo y donde fue detenido.

Allí, señala que le estrellaron la mano izquierda contra la pared mientras lo esposaban y le doblaban el brazo derecho para someterlo. Luego comenzaron las patadas.

“En cuanto yo les pedí que ya no me estuvieran lastimando mi brazo...me pusieron de espaldas primero que nada y cuando volteo para mi lado derecho el oficial que estaba a mi lado izquierdo aprovecha para ahorcarme; quise sostener el brazo que me estaba ahorcando, yo estaba tratando de darme espacio para mi garganta ¡para respirar! No me tumbaron jamás, pero uno de ellos, no recuerdo cuál, me dio una patada en la rodilla derecha”, cuenta.

Aunque no había pasado más de cinco minutos desde que comenzó la agresión, la encargada del café llegó para defenderlo. Primero lo identificó como trabajador, luego explicó que era su primer día  laboral y al final preguntó cuál era el motivo de la detención.

“A ella la empiezan a insultar un poco verbalmente. Pidió una hoja y un papel para anotar los nombres y las placas de los oficiales que están haciendo eso cuando ella llega con los oficiales, apunta uno, apunta dos y en el tercero y llega y le dicen ‘Hey, tú. No puedes estar haciendo eso’ y de repente llegan dos oficiales mujeres que le empiezan a querer doblar los brazos para esposarla. Yo les decía que ella no hizo nada por qué la esposan y me dijeron ‘tú cállate’ me dijo el policía que me estaba sosteniendo”, según relata.  

Mientras más gente llegaba para observar lo ocurrido y reclamar a los policías, un guardia de seguridad del (ICBC) comenzó a grabar los hechos, pero fue amenazado por los oficiales y luego fue detenido.

“'¡Deja ahí no estes grabando, no puedes hacer esto!' Algo así le dijo '¡No estés grabando!' Le tira un manotazo al celular, le quita el celular al guardia y lo taclean, llega uno lo ahorca y lo taclean ¿por qué? por estar grabando”, menciona.

Javier explica que al final los tres fueron presentando ante una juez municipal que casi de inmediato los liberó porque no encontró delito que perseguir.

La propietaria del café donde él trabaja, Rebeca Aguilar, detalló que los dos empleados del negocio fueron a interponer su queja ante Sindicatura Municipal y la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH).

“En general todo estuvo mal, creo que fue una falta de criterio de los oficiales. Entiendo que el trabajo de un policía es complicado, a lo mejor hubiera terminado todo cuando vieron a al a encargada ir a responder ‘sabes qué, mira aquí está los dos estamos uniformados, qué es lo que está sucediendo´”, dice.

Además recordó que no es el primer incidente que padecen sus empleados, ya que hace unos meses otro de los trabajadores también fue arrestado porque supuestamente era sospechoso del robo de un bolso, pero fue liberado al comprobar su inocencia.

El secretario de Seguridad Pública Municipal, Alejandro Lares Valladares, aseguró que la Comisión de Desarrollo Policial investiga a los agentes de Servicios de Protección Comercial que realizaron la detención.

En un comunicado de prensa Lares explicó que los agentes señalaron que se trató de una intervención de rutina que se alteró por personas ajenas, y por videos que muestran sólo una parte de lo sucedido, excluyendo la supuesta agresión a los agentes.