Exhortarán a SE informar estatus de proyecto Dragon Mart

El senador Fernando Torres Graciano dijo que desde hace tres meses se solicitó información sobre la construcción de Dragon Mart que hasta la fecha no se ha proporcionado, además pidió analizar ...

Mérida, Yucatán

Ante la polémica que ha generado la construcción de Dragon Mart en Quintana Roo, por segunda ocasión la comisión de Turismo en el Senado hará un exhorto a la Secretaría de Economía y al gobierno de Quintana Roo para que se informe cual es el estatus del proyecto.

Así lo dio a conocer el senador Fernando Torres Graciano, esto luego a que desde hace 3 meses aproximadamente se hizo la solicitud de la información y no la han proporcionado.

“Pero también queremos conocer si la Secretaría de Economía ha hecho algún estudio o ha hecho alguna valoración de cuál es el impacto económico que podría tener la apertura de ese centro desde el punto de vista del impacto negativo, porque solo se ha hablado de un impacto a favor, más empleos, la inversión que representa”, confirmó luego de su participación en el XII Foro Nacional de Turismo que se realiza en Mérida, Yucatán.

“Se deben de considerar todas las industrias que podrían verse afectadas por este complejo, con la entrada de productos de China y con esto podrían competir de manera ventajosa respecto a los productos locales”.

La semana pasada se les pidió el visto bueno a los integrantes de la Comisión de Turismo en el Senado, para hacer un segundo exhorto a la Secretaría de Economía y al gobierno de Quintana Roo.

“Es un tema que pareciera o nos da la impresión de que hay la intención del Gobierno Federal como de dejar que el tema se vaya olvidando para que pueda ir avanzando el proyecto, pero es importante que se tenga actualizado el tema porque cuando queramos actualizarlo quizá sea demasiado tarde y la inversión esté hecha y funcionando este complejo de Dragon Mart”, advirtió.

Reconoció que la obra sigue avanzando y no se trata de detener la obra física sino fijar controles suficientes para que el complejo no sea una puerta de entrada de manera desleal de otros productos que pudieran competirle a la industria local con ventajas desde el  punto de vista  fiscal y económico.

“El tema no es prohibir por prohibir, no es una política proteccionista la que debemos de tener, es una cultura de competitividad la que se debe de tener, estamos en un mercado abierto lo q se trata es poner los controles suficientes para que la competencia no sea desleal o ventajosa, si se busca competir que se haga pero en las mismas competencias, el Gobierno Federal tiene la obligación y facultad de poder controlar y garantizar el que no se dé una competencia desleal”, confirmó.