Exhortan a reforzar medidas de prevención ante cambios de temperatura

Una infección respiratoria puede ir acompañada de fiebre, malestar general, falta de apetito y agotamiento, por lo que es importante la revisión por un médico que indique el medicamento y la dosis

Tijuana

A través de un comunicado, se exhorta a la comunidad a estar prevenidos ante los cambios bruscos de temperatura, en especial en lo que respecta a niños menores de cinco años y adultos mayores de 60, pues son ellos quienes pueden ver afectado su sistema respiratorio, expresó el jefe de la Jurisdicción de Servicios de Salud de Tijuana, Héctor Zepeda Cisneros.

Respirar aire frío de manera intempestiva puede afectar la garganta, nariz y oído, lo que puede desencadenar en un problema respiratorio con un cuadro de escurrimiento nasal, tos con flemas o seca, dolor del oído interno o tráquea, por lo que se recomienda acudir al Centro de Salud más cercano al presentar cualquiera de estos síntomas.

Zepeda Cisneros pidió a la población evitar suministrar medicamentos sin la previa revisión de un médico, pues esto puede agravar el estado de salud del paciente.

En caso de que éste presente respiración agitada, se le hunda la piel entre las costillas al respirar, tenga falta de apetito, no quiera ingerir líquidos, no despierte al hablarle, tenga los labios de color morado o azul o no pueda guardar el calor corporal por sí solo, urgen a llevarlo a la sala de Urgencias del hospital más cercano.

Refirió que una infección respiratoria puede ir acompañada de fiebre, malestar general, falta de apetito y agotamiento, por lo que es muy importante la revisión por parte de un médico para que éste indique el medicamento y la dosis necesaria.

Asimismo, Zepeda refirió que es importante que todos los menores cuenten con su cuadro de vacunas completo; en caso de requerir alguna inmunización puede acudir al centro de Salud para el servicio gratuito.

El médico pidió a la comunidad mantener una alimentación balanceada, consumiendo frutas como naranja, mandarina, plátano, papaya, melón, así como aguas naturales de jamaica, limón o alguna de las frutas ya mencionadas; de igual forma, caldos de res o de pollo, así como pescado, ensaladas y lácteos.

Mencionó que, en el caso de los adultos, en especial las mujeres, es importante que la dieta sea evaluada por un profesional de la medicina, pues la limitación de algunos alimentos puede provocar la baja de defensas corporales y hacer al paciente más susceptible a contraer infecciones respiratorias.

Como medidas preventivas, citó que hay que lavarse las manos de manera frecuente; cubrir bien nariz, boca y oídos en la mañana y noche; evitar lugares muy concurridos como cines y teatros; apagar calefactores al salir o evitarlos en el automóvil, así como mantener ventiladas las habitaciones.