Exhorta arzobispo a mejorar seguridad en límites con Veracruz

Víctor Sánchez asegura que se mantiene informado de la actividad delictiva mediante los párrocos que están en la región y le preocupa el aumento en el número de homicidios
Manifestación de habitantes de Guadalupe Victoria.
Manifestación de habitantes de Guadalupe Victoria. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

Los pobladores del oriente del estado de Puebla y, en particular, los de los municipios de Guadalupe Victoria, Chichiquila, Chilchotla y Quimixtlán, que limitan con el estado de Veracruz, piden seguridad ante los asesinatos y asaltos ocurridos en las últimas semanas.

Así lo expresó el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, quien expresó su preocupación por la inseguridad en la zona y exhortó a las autoridades a reforzar operativos.

Comentó que antes de que los pobladores de la zona quemaran el 4 de noviembre la presidencia municipal, la casa del alcalde, Felipe Cortés y una clínica en protesta por la inseguridad, encabezó la clausura del Santo Jubileo en la parroquia ubicada al oriente del estado.

"Yo he informado que esa zona está un poquito difícil. Ahorita es la zona que se está catalogando con más violencia, la zona de oriente. Esas parroquias están preocupadas, los párrocos de esa zona están preocupados concretamente en Guadalupe Victoria ha habido varios asesinatos, por eso la población ha reaccionado de esa manera. Ellos quieren un poquito de seguridad como la queremos todos. Yo me he mantenido informado a través del párroco, a través de los sacerdotes que son de ese lugar. En fin tengo un poquito los datos, repito, yo estaba ahí antes de que sucedieran las cosas", comentó.

En entrevista concedida a medios de comunicación tras encabezar la misa dominical, Sánchez Espinosa destacó que el ambiente de inseguridad comenzó tiempo atrás.

"El ambiente ya viene desde hace tiempecito, desde hace tiempecito el ambiente está un poquito difícil. Yo voy mucho a esas parroquias, Chilchotla, Quimixtlán y Chichiquila, saliendo por Guadalupe Victoria. Por ese lugar, hay muchos momentos de violencia. Yo invito a nuestras autoridades de seguridad a que, ojalá atendieran esa zona. Yo estuve con muchas comunidades reunidas, conviviendo con ellas, luego se fueron dispersando. Pasé por la calle principal sin saber que al poco ratito se iba a suscitar el acto de violencia", destacó.

El pasado lunes 4 de noviembre, a las 22:00 horas, autoridades acudieron a la calle 7 Norte y avenida Independencia de Guadalupe Victoria, para realizar el levantamiento de cadáver de Ernesto Osorio Cervantes, de 30 años, quien era dueño de una dulcería del lugar. Ante el asesinato, un grupo de pobladores se manifestó en el exterior de la presidencia municipal y posteriormente causó daños.