Excesos en la comida disparan infartos en época navideña

SSJ reporta un incremento de 8 por ciento debido al alto consumo de alimentos en personas con diabetes, obesidad o hipertensión.
Se recomienda ser consciente de la cantidad de alimento que se ingiera y reducir porciones
Se recomienda ser consciente de la cantidad de alimento que se ingiera y reducir porciones (Tomada de Revista del Consumidor)

Guadalajara

Los excesos en la comida y bebidas alcohólicas que se consuman durante la época navideña incrementan el número de infartos, malestares estomacales y crisis por descomposición en personas con enfermedades previas, informó hoy la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ).

"En esta temporada aumentan un ocho por ciento las enfermedades cardiovasculares, cardiopatías isquémicas, los infartos, debido a la alta ingesta de alimentos y los factores que ya tenemos como sobrepeso, obesidad e hipertensión, además de las bebidas alcohólicas. Todo esto hace una conjunción", precisó el coordinador estatal del Programa de Salud del Adulto y Anciano de la SSJ, Tizoc Véjar Aguirre.

En conferencia de prensa, el funcionario añadió que problemas digestivos también registran un aumento de 13 por ciento por estos excesos. "Ya sea los empachos, las intoxicaciones alimentarias, las diarreas, los vómitos, hasta llegar a la pancreatitis, y además las intoxicaciones alcohólicas". 

Un tercer grupo afectado son los de personas que presentan alguna crisis por descompensación de enfermedades como la diabetes o la hipertensión, pues además del abuso en la comida dejan de lado sus tratamientos, por lo que invitó a no abandonar los fármacos prescritos.

"No hay que renunciar a la Navidad, hay que disfrutarla de manera saludable y recordar que la obesidad puede reducir ocho años la expectativa de vida, ya que está asociada a un alto riesgo cardiovascular y más de un tercio de la población reconoce que tiene excesos en su alimentación", apuntó  Véjar Aguirre.

El médico recomendó estar consciente de la cantidad de alimento que se ingiera, reducir porciones, hacer cinco comidas al día y no tres, pero teniendo presente el plato del buen comer, cuidando que haya alimentos de todos los grupos en las proporciones indicadas, menos grasas, más frutas y vegetales y cereales, moderación en carnes y otras proteínas.