Exceso de visitas reciben las islas Marietas

La llamada Playa del Amor o Playa Escondida, se encuentra al interior de una de las islas, incluso a través de la campaña promocional de Vallarta-Nayarit, es que hasta más de mil turistas visitan ...
Playa escondida ha sido visitada por miles de turistas.
Playa escondida ha sido visitada por miles de turistas. (MIlenio)

Puerto Vallarta

Las islas Marietas a últimas fechas registran una carga excesiva en cuanto a visita de turistas, lo cual demanda que las autoridades tomen cartas en el asunto para que no se dañe a esa área natural protegida.

 

Así lo advirtió la investigadora del Grupo Ecología y Conservación de Islas, A.C., Sandra Gallo Corona, quien explicó que derivado de la intensa promoción que este año se ha realizado a ese lugar y en particular a la llamada Playa del Amor o Playa Escondida, que se encuentra al interior de una de las islas, incluso a través de la campaña promocional de Vallarta-Nayarit, es que hasta más de mil turistas visitan ese lugar cada día.

 

Esto está generando un desorden en asuntos como el tráfico de las embarcaciones alrededor de las islas, que están declaradas como Área Natural Protegida a nivel nacional.

 

Refirió que por esa razón debiera aplicarse la normatividad correspondiente y reducir el impacto que se está provocando.

 

Indicó que el notable incremento de visitantes hace pensar que sólo es el inicio de algo mayor porque está encima la temporada de alta afluencia de visitantes por la proximidad del invierno, de ahí que grupos ecológicos hagan un llamado a las autoridades.

 

La científica dijo que cuando se trata de lugares muy bonitos y que se encuentran en destinos turísticos se presenta el problema de saturación de problemas, es lo que está sucediendo en las Marietas, donde ONG trabajan en apoyo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), encargada de custodiar y administrar la ANP en conjunto con la Profepa.

 

Reconoció que no se puede restringir la llegada de turistas o limitar a algunas empresas, pues hay algunas muy grandes y otras con una sola embarcación, pero todas tienen derecho a prestar el servicio.

 

Incluso las ONG buscan trabajar directamente con los prestadores de servicios turísticos, sobre todo los de Nayarit, sobre el riesgo que puede representar para las islas un exceso de visitas.

 

Estas organizaciones exigen que se empleen guías responsables, que se facilite al turista contratar a las empresas debidamente registradas, que se evite bajar comida o hieleras a las islas, ya que también se ha visto incremento de basura y desechos.