Excesivo burocratismo en alcoholímetro entorpeció a turistas

Se ordenó la detención de vehículos hasta este lunes cuando algunos turistas tenían programado dejar antes Puerto Vallarta.

Puerto Vallarta

La falta de coordinación entre las autoridades y sobre todo el exceso de burocracia en la aplicación del Operativo Alcoholímetro entorpeció la revisión en perjuicio de los turistas que visitaron Puerto Vallarta en Semana Santa, lamentó Martín Puebla Ontiveros, presidente de la Cámara de Comercio (Canaco) local.

Consideró que fue un punto negativo para el destino en la primera mitad del periodo vacacional, “este tipo de descoordinación se dejó de manifiesto, hace falta hacer un manual que permita llevar un protocolo, ya lo maneja Protección Civil, Tránsito, Bomberos y otras dependencias, pero hace falta extenderlo hacia otras áreas como jueces municipales y padrón y licencias”.

Refirió que se trata de áreas en donde si llega un turista e infringe la ley, lo que le produce una falta administrativa que debe pagar, el proceso para esto significa un viacrucis para ellos y deja un mal sabor de boca en sus vacaciones.

De hecho, el síndico Roberto Ascencio Castillo reconoció que se generó confusión por la actitud de la coordinadora de jueces municipales, Teresita López Castellón, al ordenar que se detuvieran vehículos hasta este lunes cuando algunos turistas tenían programado dejar antes el destino.

Ello motivó que interviniera y diera instrucciones de que no se entorpeciera al visitante, agilizando la devolución de sus vehículos.

A su parecer se debe aplicar un mejor criterio y así lo dijo a la funcionaria, “no podemos afectar así a quien nos visita, éste es un centro turístico, debemos de cuidarlos, no enfadarlos. No era correcto lo que estaba haciendo. No estoy de acuerdo con el esquema que estaba aplicando”.