Ex funcionarios se adueñan de celulares

Se perdieron 100 equipos, lo que significa un gasto para el ayuntamiento por el orden de los 320 mil pesos.
El ayuntamiento de Tampico.
El ayuntamiento de Tampico dio de baja líneas que no le fueron devueltas. (José Luis Tapia)

Tampico

Ex funcionarios del municipio de Tampico decidieron llevarse los aparatos de telefonía celular que se les habían asignado y pagado el ayuntamiento.

Fueron 100 equipos, económicos, los que se perdieron, lo que representó al ayuntamiento un gasto por el orden de los 320 mil pesos, pues por dos meses hicieron uso de las líneas.

El director de adquisiciones de Tampico, Carlos Sabido de Leija, aseguró que el municipio de Tampico recortó el gasto que se hacía por telefonía celular, pues decidieron dar de baja 100 líneas, cuyos aparatos no fueron entregados por los ex funcionarios que los utilizaron, y que siguieron utilizando por dos meses tras su salida.

Explicó que no se dejó una base de datos, por lo que cuando llegaron tuvieron que hacer una revisión para determinar a quiénes se les había dado un aparato, y fue entonces que se dieron cuenta que 100 equipos no habían sido entregados.

El municipio tuvo que pagar dos meses de servicio, el que se le heredó y el que acumuló mientras se hacía el análisis, pues los ex funcionarios siguieron haciendo uso de la línea.

Lo anterior representó un gasto por el orden de los 320 mil pesos, es decir 160 mil pesos de más, de las 100 líneas que se habían perdido.

En total el servicio era por 400 equipos, pero en ese tiempo sólo a disposición del ayuntamiento sólo estaban 300.

“Dimos de baja unas 100 líneas, decidimos porque había gente que no estaba dentro del Ayuntamiento y seguían utilizando las líneas, investigamos es gente que se fue y se llevaron los aparatos”.

El funcionario aseguró que intentaron recuperar los equipos, sin embargo recibieron evasivas por parte de los ex funcionarios. Al cancelar las líneas, pagar el adeudo se logró que al municipio no se le cobrara el costo de los aparatos. Se trata de equipos austeros de la marca Nokia, con un valor en el mercado de 300 pesos.

“Eran aparatos pequeños, pero seguían utilizando las líneas. Se les hablaba por teléfono e insultaban, no había una base de datos con un resguardo, ahora sabe quién trae cada aparato, pues ya se hizo un listado”.

Sobre las quejas que se han recibido por los teléfonos de red que se contrataron en esta administración para 300 funcionarios, el director de Adquisiciones dijo que presentaron una falla pues necesitaban la actualización del software, sin embargo el proveedor ha estado atendiendo.

Aseguró que hasta el momento sólo se han presentado cuatro quejas sobre el mal funcionamiento de los aparatos, y se pide al proveedor CI Movil que haga la verificación del equipo.

A los funcionarios se les dio un equipo Sony Xperia E con un valor superior a los 2 mil pesos, pantalla táctil, cámara de 3.2 megapixeles, HD Voice y aplicación Walkman.